El joven de origen británico estaba de vacaciones en Grecia. 

Jack Fenton fue alcanzado por las hélices traseras del helicóptero al bajarse mientras seguía en movimiento. El joven iba junto a dos amigos con los que había ido de vacaciones a Grecia.

Este lunes, un joven turista de 22 años murió en Atenas, Grecia, cuando fue decapitado por las hélices del helicóptero donde se trasladaba. La victima, de origen británico, estaba disfrutando de sus vacaciones en el paraíso griego.

Según informó The Mirror, el helicóptero donde viajaba regresaba de la famosa isla de Mykonos, donde pasó el día. Sin embargo, se presume que bajó de la nave mientras esta seguía en movimiento para sacarse una selfie. En ese momento, fue alcanzado por las aspas de la parte trasera.

Jack Fenton tenía 22 años y, como cualquier joven, estaba disfrutando de unas magnificas vacaciones de verano en Grecia. El joven regresaba de pasar el día en Mykonos junto a otros tres amigos cuando ocurrió la sangrienta escena en horas de la tarde.

Su amigo Jack Stanton-Gleaves, que estaba en el mismo helicóptero que la victima, dijo que “no se dieron instrucciones” mientras salía del helicóptero, y dijo que no sabe por qué su amigo se volvió hacia la parte trasera de la nave.

“No se dieron instrucciones al salir del helicóptero y nadie nos acompañó al salón. Todo lo que hicieron fue abrirnos las puertas. Desembarcamos solos y nadie impidió que Jack fuera a la parte trasera del helicóptero”, señaló Stanton-Gleaves al diario The Sun.

Las autoridades del lugar informaron que las hélices tendrían que haber estado paradas completamente antes de que cualquier pasajero descendiera, por lo que se especula un posible caso de negligencia. Asimismo, Giorgos Kalliakmanis, jefe de la policía griega, dijo que ‘la investigación se centrará en si se siguieron los procedimientos de seguridad.

De esta manera, el piloto del helicóptero podría enfrentar cargos de homicidio involuntario si se considera que tuvo la culpa por la muerte de Fenton.

Por su parte Victoria, la madre de Jack Fenton, calificó el hecho como un ‘accidente horrible’ y que siempre tendrá el recuerdo de su hijo, como un ‘niño maravilloso’.