El astro brasileño no es tenido en cuenta por el club parisino para la próxima temporada. Pero tomó una decisión que puede generar un fuerte conflicto.

Neymar se aferra al PSG. 

Neymar se aferra al PSG. Fútbolred

La estrella del fútbolNeymar, a contramano de los rumores que lo colocan fuera del Paris Saint Germain en la próxima temporada, decidió ejecutar una “cláusula gatillo” prevista en su contrato, y renovar en forma unilateral nada menos que hasta el 2027.

El PSG se hartó de Neymar: el brasileño, aunque no llegar a decepcionar sobre el terreno, tampoco asume la dimensión del colosal contrato que tiene -era hasta la temporada pasada el mejor pago del plantel- y además falta a muchos partidos, por lesiones u otras cuestiones.

El tema por demás delicado es que tiene contrato vigente, y su llegada costó más de 200 millones de euros, lo que supone un gasto que el PSG procura compensar de alguna manera.

Ahora, encima, parece que Neymar pretende seguir jugando junto a Lionel Messi en París, y ayer decidió ejecutar una renovación unilateral, según difundió hoy el diario L’Equipe.

De esta forma, extendió por un año más su vínculo, que ahora tendrá vigencia hasta el 30 de junio de 2027.

Nadie sabe a ciencia cierta si el brasileño conseguirá quedarse cinco años más en París, pero su intención es clara: seguir atado a una institución que le abona 30 millones de euros netos al año.

Es que en mayo de 2021, apenas cuatro días después de la eliminación en las semifinales de la Champions League a manos de Manchester City, la conducción del PSG eligió como señal para ratificar el rumbo de su proyecto la extensión por tres años (hasta junio de 2025) del contrato de Neymar, quien había llegado al club desde Barcelona en agosto de 2017 y a cambio de 222 millones de euros.

Cuando se negoció aquella prolongación, se incluyó una cláusula que otorgaban a Ney la potestad unilateral de obtener dos extensiones anuales más. La primera podía gatillarse a partir del 1 de julio de ese año y el futbolista la hizo efectiva entonces. La segunda podía ejecutarse a partir de este viernes y también la aprovechó.

En la pasada campaña estuvo lejos de esas luces que se auguran ahora: disputó 28 partidos, marcó 13 goles, dio 8 asistencias y se perdió más de 20 encuentros por distintas lesiones.

La decisión del astro brasileño de 30 años de prolongar su vínculo llegó apenas tres días después de que la prensa francesa revelara que el PSG le había notificado que no lo tenía en sus planes para el nuevo proyecto que ya no tendrá como conductor a Mauricio Pochettino, sino al exentrenador de Niza Christophe Galtier.

Ámbito