Los 14 tripulantes fueron alojados en hoteles con permisos provisorios de estadía. Sin embargo, migraciones retuvo los pasaportes de los iraníes. Argentina considera sensible la presencia de viajeros iraníes por las alertas rojas de captura emitidas por Interpol desde el atentado contra el centro AMIA.

Un avión venezolano con iraníes fue retenido en Ezeiza por sospechas de la Justicia

Un avión Boeing 747 que transportaba autopartes y llevaba 14 tripulantes venezolanos y cinco iraníes está retenido desde el lunes en el aeropuerto de Ezeiza (al sur), tras despertar sospechas sobre los motivos de su vuelo hacia Argentina, informaron el domingo a la AFP fuentes oficiales.

Las autoridades locales reportaron que no hay detenidos y que todos los tripulantes fueron alojados en hoteles con permisos provisorios de estadía. Sin embargo, los funcionarios de migraciones retuvieron los pasaportes de los iraníes.

“La Justicia Federal de (el municipio de) Lomas de Zamora (el juez Federico Villena) pidió informes a Migraciones, Policía Aeroportuaria, Administración de Aviación Civil y Aduanas a fin de resolver la liberación del avión venezolano, inmovilizado en Ezeiza y la devolución de pasaportes a la tripulación iraní, en el marco de un hábeas corpus interpuesto por el abogado Rafael Resnick Brenner”, señalaron fuentes oficiales a la AFP.

Migraciones indicó que les puede devolver antes los pasaportes si abandonan el país en un vuelo regular de línea mientras se sustancian las averiguaciones.

Las embajadas de Irán y Venezuela fueron informadas “por la vía diplomática, en el marco de la Convención de Viena de relaciones consulares, sobre la presentación realizada por el abogado Brenner*, aseguraron las fuentes.

Las autoridades migratorias explicaron en un comunicado: “Cuando existiera sospecha fundada que la real intención que motiva el ingreso difiere de la manifestada al momento de obtener la visa o presentarse ante el control migratorio y hasta tanto se corrobore la misma, no se autorizará su ingreso al territorio argentino y deberá permanecer en las instalaciones del punto de ingreso”.

Argentina considera siempre sensible la presencia de viajeros iraníes, en razón de las alertas rojas de captura emitidas por Interpol que rigen para exgobernantes de su país, acusados por vínculos con el atentado contra el centro AMIA de la comunidad judía argentina cometido en 1994, que dejó un saldo de 85 muertos y unos 300 heridos.

La prensa local señaló que el avión pertenece a la empresa venezolana Emtrasur y que fue comprado en febrero a la iraní Mahan Air, investigadda en Estados Unidos por supuestos nexos con fuerzas militares de Teherán.

La aeronave había aterrizado el lunes 6 en la ciudad de Córdoba (centro del país), por precaución a raíz de la niebla en la capital argentina y luego voló hasta Ezeiza.

Ámbito