En cuestión de horas los socios millonarios agotaron la preventa de entradas para el esperado partido del domingo en el Monumental.

La fiebre superclásica se hace sentir en los días previos al esperado River-Boca: en la calle, en la oficina, en las redes sociales, y también con la gran demanda de entradas que provocó que en cuestión de horas los socios millonarios arrasaran con los tickets de la preventa exclusiva de las entradas para el esperado partido del domingo, a las 19, por la séptima fecha de la Copa de la Liga Profesional, en el estadio Monumental.

Desde las 10 de ayer se habían puesto a la venta los tickets para los socios que no están incluidos en “Tu lugar en el Monumental”. En cuestión de horas, a través de la página RiverID, adquirieron las localidades de las tribunas Centenario alta ($ 1.200), media y baja ($1.950); Sívori media y baja ($1.950), San Martín alta y Belgrano alta ($2.550).

Cientos de hinchas riverplatenses se quejaron además en las redes sociales por la lentitud y el colapso de la página en determinados momentos de la compra de las localidades.

Como era de esperar, el remanente de entradas se agotó en muy poco tiempo y nuevamente -tal como sucedió en todos los partidos de River en la Copa de la Liga como local- el Monumental estará repleto. Se esperan más de 70 mil espectadores para el próximo domingo y una fiesta en las tribunas,

El socio necesitará el carné único para el ingreso al Monumental y el pase sanitario.

Un operativo “de película”
Un total de 1.200 efectivos policiales estarán a cargo del operativo de seguridad montado para el superclásico. Los incidentes de 2018, previo a la final de la Copa Libertadores que terminó con una apedreada que hirió a algunos jugadores de Boca, es lo que evitan repetir las autoridades porteñas. Por ese motivo el ingreso del plantel boquense al estadio se realizará por otro lado.

El Comité de Seguridad en el Fútbol porteño indicó que “se supervisará de modo especial a las dos barras de River y se los controlará de manera exhaustiva”. Es que más de 500 de sus integrantes tienen derecho de admisión y no se les permitirá el ingreso de bombos, banderas ni telones.