Alimentos y bebidas dominaron ampliamente la trepada de los precios en el mes pasado. Fernández dijo que “el viernes comienza la batalla contra la inflación”, aunque no anticipó medidas.

La inflación de febrero saltó al 4,7% y alcanzó a sumar 52,8% interanual

ALBERTO FERNÁNDEZ | EL PRESIDENTE, AYER EN UN ACTO JUNTO A AXEL KICILLOF.

La inflación de febrero trepó a 4,7% impulsada por una fuerte suba de 7,5% en el precio de los alimentos, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) difundidos ayer.

En los primeros dos meses la suba de precios acumuló una variación de 8,8%.

Respecto de febrero del año pasado, el incremento es de 52,8%.

En el Noroeste Argentino la inflación fue del 4,9%, levemente superior al promedio pero lejos de la máxima marcada por Cuyo, del 5,4%

Si bien hubo aumentos en todos los rubros que mide el Indec la suba en Alimentos y Bebidas impacta ya que supera el pico de 7% que se había registrado en septiembre de 2018, cuando el IPC había avanzado 6,5%.

Pero además el dato adicional es que la dinámica de los precios impactó con mayor fuerza en la región metropolitana donde viven más de 15 millones de personas: en esta zona los alimentos aumentaron durante febrero 8,6%.

En el resto del país las variaciones en Alimentos y Bebidas no alcohólicas fueron las siguientes: Cuyo 7,5%, en la región Pampeana 6,7%, en el Norte 6,3%, y en la Patagonia 6%.

Con lo sucedido en febrero la suba de los productos comestibles acumula un avance de 12,8% en los dos primeros meses del año.

Esta escalada se produjo pese a que el Gobierno intentó frenar la inercia de los últimos meses con la implementación de acuerdos con productores y grandes cadenas de distribución.

El acuerdo con el FMI impone que la inflación de 2022 termine en un rango de entre 38 y 48%, pero el dato de febrero empieza a hacer tambalear esa pauta. El FMI considera un objetivo central el control de la inflación.

Ante la inminencia del anuncio por parte del Indec y el durísimo dato de lo sucedido en alimentos, el presidente Alberto Fernández anunció que “el viernes comienza la batalla contra la inflación”, aumentando la incertidumbre.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, y el secretario de Comercio, Roberto Feletti, habían apostado al éxito de los pactos firmados con las empresas sin tener resultados.

En un comunicado de prensa, el Palacio de Hacienda atribuyó la suba del precio de los alimentos a los efectos de la guerra que se desató entre Rusia y Ucrania, sin embargo cabe recordar que el conflicto se desató el 24 de febrero.