Un estudio danés sugiere que el número de separaciones y la cantidad de años que una persona vive sola pueden generar patologías graves, sobre todo en los hombres.

Los hombres de mediana edad son los más afectados físicamente por las rupturas amorosas. (Foto: Adobe Stock)
Los hombres de mediana edad son los más afectados físicamente por las rupturas amorosas. (Foto: Adobe Stock)

Cuando se termina una relación amorosa, los sueños proyectados en conjunto desaparecen, los momentos buenos pierden significado y todo eso puede llevar a generar sentimientos negativos. Y eso le ocurre a la mayoría de las personas que experimentan esos cambios emocionales.

Un estudio científico danés, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) y publicado en la revista BMJ, sugiere que el número de rupturas amorosas y la cantidad de años viviendo solo pueden generar inflamación sistémica crónica, algo que se vincula a un mayor riesgo de problemas de salud como las enfermedades cardiovasculares y del sistema inmunológico, cáncer, diabetes y trastornos mentales como angustia psicológica.

De acuerdo con los expertos, los más damnificados son los hombres de mediana edad que atraviesan rupturas sentimentales divorcios, en comparación con aquellos que están en pareja de forma continuada.

Las rupturas amorosas y la soledad aumentan el  riesgo de tener problemas de salud

¿Qué es la inflamación sistémica crónica de bajo grado?

La inflamación sistémica crónica de bajo grado es un proceso interno que provoca un aumento de citoquinas (sustancias inflamatorias) en la sangre que pueden desencadenar enfermedades como cáncer, problemas cardíacos y diabetes, entre otras patologías.

El estrés mental producido por una ruptura amorosa, las experiencias traumáticas y los duelos pueden potenciar las citoquinas y afectar muchas de las funciones del cuerpo, incluido el sistema inmunológico.

Según explicaron los expertos, “la disminución de la función del sistema inmunitario se vincula con el envejecimiento y este con una función inmunitaria adaptativa disminuida, la desregulación de la respuesta inflamatoria y un estado inflamatorio crónico de bajo grado”.

Los hombres son los más afectados

Para llegar a las conclusiones, los especialistas analizaron las muestras de sangre de 4835 personas (con una edad promedio de54,5 años) incluidas en una base de datos danesa a lo largo de 26 años.

Durante ese tiempo, examinaron los niveles de proteína C reactiva de alta sensibilidad (CRP) y la interleucina 6 (IL-6), dosmarcadores de la inflamación. En paralelo, registraron la cantidad de años que habían vivido solos y la cantidad de separaciones de pareja que habían tenido en sus vidas.

“Nuestros hallazgos sugieren que, entre los hombres, la experiencia de dos o más rupturas de pareja, así como una cantidad de7 años o más viviendo solos a lo largo de 26 años, se asocia con un aumento de los niveles de CRP e IL-6″, dijeron los investigadores.

Karolina Davidsen, autora principal del estudio, señaló: “Hemos encontrado una asociación significativa entre las rupturas de pareja o los años de soledad y la inflamación solo en los hombres”.

Los expertos notaron un aumento del 17% en el nivel de CRP y de IL-6 en los hombres con dos o más rupturas de pareja en sus vidas. En tanto, en aquellos que habían vivido solos 7 años o más se detectó un incremento en los niveles de CRP del 11% y en los de IL-6 del 12%en comparación con los hombres que no habían tenido rupturas de pareja o que habían vivido solos como mucho un año.

No obstante, en unas 1442 mujeres analizadas no se observó este fenómeno.