Las fallecidas viajaban en un vehículo que acabó arrastrado por las corrientes. La erupción del volcán submarino ha generado a su paso alertas y avisos por tsunamis en Chile, Australia, Nueva Zelanda o EE.UU.

La Policía Nacional de Perú confirmó la muerte de al menos dos personas en la costa norte del país a consecuencia del fuerte oleaje causado por la erupción este pasado sábado del volcán Hunga-Tonga-Hunga-Ha’apai.

“Lamentamos el sensible fallecimiento de dos personas, que fueron halladas sin vida por efectivos de la comisaría de San Martín, en la playa Naylamp, cuando el oleaje era anómalo”, ha indicado la Policía en su cuenta de Twitter.

Las fallecidas han sido identificadas como dos mujeres, tía y sobrina, de 46 y 23 años de edad, respectivamente, que viajaban en un vehículo que acabó arrastrado por las corrientes, informa el diario peruano ‘La República’.

Se trata de las dos primeras víctimas mortales provocadas por la gigantesca erupción del volcán submarino, epicentro de un oleaje que se extendió por toda la región del Pacífico y generó a su paso alertas y avisos por tsunamis en Australia, Nueva Zelanda, Vanuatu, Japón o Estados Unidos, entre otros países.

Daños materiales y evacuaciones

Tonga ha sido el país más afectado y, aunque de momento no hay informaciones de fallecidos, la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, ha confirmado que la erupción ha provocado daños de consideración en este pequeño reino, que todavía permanece prácticamente incomunicado 24 horas después del incidente.

Por otro lado, la costa norte de Chile, también afectada por el tsunami, ha registrado olas de casi dos metros en la zona norte. Las olas más grandes han llegado a algunas áreas del norte del país como Iquique y Atacama, donde se produjeron inundaciones leves, según ha confirmado el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile (SHOA).

Las autoridades chilenas han ordenado la evacuación de las costas en 14 de las 16 regiones de Chile, y han decretado “alerta roja” en seis zonas del litoral.

Han sido apenas ocho minutos de erupción, pero Vanuatu, Fiyi, Australia y los estados norteamericanos de Samoa Occidental y Hawái han emitido alertas por fuerte oleaje. En este último caso, el Centro de Advertencia para Tsunamis del Pacífico ha constatado “pequeñas inundaciones” antes de añadir nuevas alertas para la costa oeste de EE.UU. e incluso Alaska y el oeste de Canadá.

También en las últimas horas la Agencia Meteorológica de Japón ha emitido una alerta por tsunami para las islas de Amami y Tokara, así como en la prefectura de Iwate, en el sur del país. El organismo nipón prevé olas de hasta 3 metros de altura en estas islas, donde ya se ha observado la llegada de la primera ola, de 1,2 metros de altura.

El resto de la costa japonesa se encuentra bajo una alerta por fuerte oleaje, de acuerdo con el comunicado recogido en la web de la agencia. “Las personas en áreas costeras bajo avisos de tsunami deben mantenerse alejadas de las playas y las desembocaduras de los ríos”, alerta el comunicado, recogido por NHK.