Una veterinaria dio una guía. No hay que pelar a los perros. Se debe seguir cada síntoma.

Cómo proteger a las mascotas en estos días de calorLos perros deben estar bien hidratados.

Ante la ola de calor que se anticipa a nivel nacional, es importante no dejar del lado a las mascotas. Recomiendan prestar mucha atención a los animales en casa y a los signos que comunican un golpe de calor y una posible emergencia.

Según afirmó Valentina San Juan, médica veterinaria MP 600 de la clínica MIA, de todas las mascotas son los perros sufren más los efectos del calor por cuestiones fisiológicas. Al no tener glándulas sudoríparas, el jadeo y la hidratación son una de las pocas formas que tienen para combatir el calor. Por tratarse de una regulación puramente metabólica, vale la pena redoblar cuidados en animales recién nacidos o viejos, que pueden tener problemas para concretar esta función.

Entre los signos de un golpe de calor, San Juan indicó que los jadeos fuertes, nervios y respiración agitada son claves en los perros. Otro indicador importante son las mucosas, si están muy enrojecidas o de color azul significan falta de oxígeno en el animal. Ante un cuadro de este tipo se los debe llevar a una veterinaria de forma urgente, ya que un shock térmico solo se soluciona con oxígeno y suero, en caso de deshidratación. La veterinaria puso especial énfasis en las esperas en los vehículos. Aunque se encuentren las ventanillas bajas, “la temperatura aumenta por minuto, y ellos no tienen la posibilidad de bajar un vidrio”. Recordó también que un caso de hipertermia severo, si no se trata en minutos puede causar la muerte de la mascota.

Con respecto a las razas más afectadas, aseguró que las de pelaje largo no son las que más sufren el calor, sino aquellos braquiocefálicos: bulldogs, pugs, sharpeis y boxers. Estos son los que más padecen las temperaturas por sus dificultades respiratorias, a diferencia de los de pelaje largo. También sostuvo que el pelaje largo no debe cortarse “Es un mito creer que si nosotros los pelamos los estamos ayudando, al contrario, les estamos sacando la capacidad de regular la temperatura, que es lo que hace el pelo”. De todos modos, afirmó que el perro particularmente es un “muy mal perdedor” del calor, por lo que en esta época los cuidados deben tenerse en todas las edades y en todas las razas.