El ensayo se realizó en 11 centros clínicos de Brasil. “La evidencia reciente indica un posible papel terapéutico”, señalaron los investigadores en el documento publicado en The Lancet Global Health.

Un fármaco utilizado para el tratamiento de patologías de salud mental brindó prometedores resultados en el tratamiento del Covid-19 (Foto: EFE)
Un fármaco utilizado para el tratamiento de patologías de salud mental brindó prometedores resultados en el tratamiento del Covid-19 (Foto: EFE)

Pese a que existe casi una docena de vacunas, los científicos aún no lograron hallar un tratamiento efectivo contra el Covid-19. Ahora, un estudio realizado por investigadores brasileños reveló que la fluvoxamina, un fármaco utilizado para la depresión, los trastornos obsesivo-compulsivos y otras afecciones de salud mental, podría reducir la necesidad de hospitalización por coronavirus en pacientes con factores de riesgo. “La evidencia reciente indica un posible papel terapéutico”, dice el documento del ensayo denominado “Juntos” que fue publicado en The Lancet Global Health.

Menos necesidad de hospitalización: cuáles fueron los resultados del estudio sobre la fluvoxamina

Bajo la coordinación del Platform Life Sciences (Vancouver, Canadá), los científicos evaluaron no solo la internación en instituciones médicas, sino también que, al existir un desborde de casos registrados durante el periodo de análisis, estos pacientes eran derivados a entornos de emergencia donde se los asistía con oxigenación y ventilación mecánica. Según destacaron, los resultados se evaluaron hasta 28 días después de la asignación al azar entre tratamiento y placebo.

“La proporción de pacientes observados en un entorno de emergencia Covid-19 durante más de 6 horas o que fueron transferidos a un hospital fue menor para el grupo de fluvoxamina (79 de 741 – 11%) frente al placebo (119 de 756 – 16% ); con una probabilidad de superioridad en la mejora del 99,8%”, resaltaron en el documento y agregaron que “la mayoría de los eventos (87%) fueron hospitalizaciones”. “Hubo 17 muertes en el grupo de fluvoxamina y 25 muertes en el grupo de placebo”, puntualizaron y resaltaron que no detectaron “diferencias significativas en el número de eventos adversos entre ambos grupos”.

Dada la seguridad, tolerabilidad, facilidad de uso, bajo costo y disponibilidad generalizada de la fluvoxamina, estos hallazgos podrían influir en las pautas nacionales e internacionales sobre el manejo clínico” de la pandemia, señalaron los cientificos brasileños (Foto: Daniel Caceres/NA)
Dada la seguridad, tolerabilidad, facilidad de uso, bajo costo y disponibilidad generalizada de la fluvoxamina, estos hallazgos podrían influir en las pautas nacionales e internacionales sobre el manejo clínico” de la pandemia, señalaron los cientificos brasileños (Foto: Daniel Caceres/NA)

Menos necesidad de hospitalización: en qué consistió el estudio sobre la fluvoxamina

El ensayo denominado Juntos (Together) buscó evaluar la eficacia de la fluvoxamina en la prevención de la hospitalización por Covid-19, para lo cual se utilizó un triple ciego. Es decir que los pacientes, los especialistas y el equipo responsable de la investigación desconocían quién había recibido el fármaco y quién el placebo.

La administración de la fluvoxamina fue de 100 mg dos veces al día, durante 10 días, y se realizó entre adultos brasileños sintomáticos de alto riesgo con diagnóstico positivo para Covid-19. El momento en que se administró este fármaco fue dentro de los 7 días posteriores a la detección, con prueba rápida positiva de antígeno realizada en el momento o tras la confirmación del diagnóstico dentro de los 7 días posteriores al inicio de los síntomas. Según señalaron los científicos, este ensayo se desarrolló en 11 centros clínicos en Brasil entre el 2 de junio de 2020 y el 5 de agosto de 2021.

“Encontramos una reducción del riesgo absoluto de deterioro clínico importante del 5,0% y una reducción del riesgo relativo (RR) del 32%, como consecuencia de la administración de fluvoxamina durante 10 días”, dijeron los especialistas (Foto: EFE).-
“Encontramos una reducción del riesgo absoluto de deterioro clínico importante del 5,0% y una reducción del riesgo relativo (RR) del 32%, como consecuencia de la administración de fluvoxamina durante 10 días”, dijeron los especialistas (Foto: EFE).-Por: EFE Servicios

En cuanto a los voluntarios, los especialistas seleccionaron a pacientes mayores de 18 años con alto riesgo de desarrollar cuadros graves por Covid-19 por presentar condiciones de riesgo, tales como diabetes; hipertensión arterial; enfermedad cardiovascular, de las arterias coronarias, miocardiopatías o cardiopatía; enfermedades pulmonares; tabaquismo; obesidad; inmunosupresión; antecedentes de cáncer; o no estar vacunado, entre otros. Se asignaron 741 pacientes al tratamiento con fluvoxamina y 756 a placebo, con una edad promedio 50 años y con una presencia de un 58% de mujeres.

Menos necesidad de hospitalización: cuáles son las expectativas sobre la eficacia de la fluvoxamina

“Encontramos una reducción del riesgo absoluto de deterioro clínico importante del 5,0% y una reducción del riesgo relativo (RR) del 32%, como consecuencia de la administración de fluvoxamina durante 10 días”, dijeron los especialistas y advirtieron que “este estudio muestra un beneficio de tratamiento importante para un fármaco reutilizado”. “Dada la seguridad, tolerabilidad, facilidad de uso, bajo costo y disponibilidad generalizada de la fluvoxamina, estos hallazgos podrían influir en las pautas nacionales e internacionales sobre el manejo clínico” de la pandemia, señalaron.

Además, los especialistas explicaron que en los pacientes que informaron una adherencia óptima (más del 80% de los días posibles) se registró “un mayor beneficio del tratamiento, lo que sugiere que intensificar la adherencia al tratamiento podría tener considerables beneficios clínicos”. Es más, al fundamentar sus beneficios, los investigadores advirtieron que su administración por 10 días cuesta aproximadamente cuatro dólares, una cifra muy inferior requerida para los anticuerpos monoclonales.

“El número absoluto de eventos adversos graves y las infecciones del tracto respiratorio inferior asociados con la fluvoxamina fueron menores que con el placebo y esto podría reflejar el efecto modulador sobre la inflamación sistémica”, subrayaron los científicos y advirtieron que esta droga “está ampliamente disponible”, aunque no se encuentra en “lista de medicamentos esenciales de la OMS”. Para finalizar, solicitaron a la comunidad científica que avance en nuevos análisis sobre este fármaco y señalaron que “se necesitan más pruebas de los beneficios de este tratamiento entre las poblaciones vacunadas”.