El padre de Britney Spears, Jamie Spears, ya no tendrá más control sobre su carrera ni sobre su vida personal, tras 13 años de abuso y control.

Britney Spears

Britney Spears, cantante, bailarina y compositora, conocida como “la princesa del pop

Britney Spears lucha desde hace años por independizarse de su padre, Jamie Spears, quien estuvo bajo control de su carrera y de su vida personal durante la última década, con la excusa de que la estaba protegiendo por sus problemas de salud mental. Ahora, la Justicia falló a favor de la cantante.

Desde hace 13 años, el padre de Britney Spears tiene todo el control sobre su patrimonio, es decir, sobre una suma de dinero de más de 60 millones de dólares. La jueza del caso, Brenda Penny, estableció que se hará “una transición lógica, razonable y orgánica” hasta que le den su libertad completa. Mientras tanto, se le anuló el poder a Jamie que le permitía acceder a todo el dinero de su hija y Jodi Montgomery, persona elegida por Britney, estará a cargo de ella por un tiempo.

“Él debe ser suspendido el 29 de septiembre seguido por la rápida anulación de la tutela. Cada día que pasa con él como tutor, cada día y cada hora le causa angustia y dolor a su hija. Su padre no hace nada, no es un gerente de negocios o de talentos, es abusivo, cruel y tóxico, toma más dinero de su patrimonio cada mes del que él le permite tener”, había expresado Mather Rosengart, el abogado de Spears.

Caso de Britney Spears vuelve a tribunales, con atención puesta en papel del padre