Restringen la circulación ante el llamado de una nueva marcha de docentes autoconvocados. Por ahora, está liberado el acceso a la ciudad por el expeaje Aunor.

La plaza 9 de Julio amaneció vallada "por prevención"

Fotografías: Jan Touzeau.

La PLAZA 9 DE JULIO, en la ciudad de Salta, amaneció vallada y custodiada por personal de la Policía de la Provincia. Todo parece indicar que la restricción a la circulación vehicular se debe a la nueva convocatoria de movilización de los denominados docentes autoconvocados. Los vecinos de a pie pueden pasar, pero todo el fluido peatonal se hace más dificultoso.

El jefe de Prensa de la Policía, Miguel Velarde, dialogó con un canal de aire y dijo que la medida se tomó “por prevención”. Las vallas que son las denominadas “antidisturbio” están colocadas en las cuatro esquinas de acceso a la plaza. Desde la fuerza dijeron que los peatones no tienen restringida la circulación y que sólo está cerrada para que los vehículos. 

En tanto que por ahora el acceso y egreso a la ciudad capital, por ruta nacional 9/34, a la altura del expeaje Aunor, está liberado.

Sin embargo, la convocatoria de los docentes, que a media mañana circulaba por las redes sociales, es para volver a las rutas de toda la provincia haciendo foco principal en el ingreso a Salta.

El paro docente despertó el malestar y la indignación de los padres de los alumnos que ven como sus hijos siguen perdiendo horas de clases, más en este tiempo donde fueron muy azotados por la pandemia de coronavirus.

En la semana se conoció una grilla salarial de julio último, donde se da cuenta de cuánto es el salario de bolsillo promedio de los docentes, de acuerdo a los cargos y la antigüedad, teniendo en cuenta el decreto 241/21.

Según la grilla, un maestro de grado de jornada simple, con una antigüedad de 10 años, cobra 66.774 pesos. Un profesor que cumple 20 horas semanales y tiene 10 años de antigüedad gana 57.952 pesos, mientras que uno que trabaja 30 horas cobra 86.406 pesos. A estos montos se les debe sumar el incentivo docente y la conectividad. 

“Lamentablemente están atacando a la escuela pública porque los perjudicados son los niños que asisten a estos establecimientos, no los que van a colegios privados. Se están enroscando detrás de partidos políticos. No se puede tener a los chicos de rehenes. Hay que respetar los derechos del niño”, expresó un sindicalista de la Intergremial Docente.

El Tribuno Salta