Los feligreses de la región deberán acreditar la vacunación contra el coronavirus, según autorizó el COE.

El Toreo de la Vincha será sólo para 250 lugareñosTRADICIONAL / EL TOREO DE LA VINCHA REUNÍA 7 MIL VISITANTES EN CASABINDO. AHORA NO PODRÁ SUPERAR 250 PERSONAS DEL LUGAR.

El tradicional Toreo de la Vincha, festividad popular devenida en atractivo turístico cada 15 de agosto en el paraje de Casabindo, en la Puna jujeña, se realizará este año con un máximo de 250 personas y bajo estrictos protocolos de bioseguridad sanitaria debido a la pandemia de coronavirus.

El Comité Operativo de Emergencias de Jujuy (COE) autorizó la celebración de una de las fiestas culturales y religiosas más importantes de la región, que habitualmente reunía a unos 7 mil visitantes, con un límite de 250, cuya mayoría serán comuneros de la zona.

Con ese número reducido de asistentes, en la plaza central improvisados toreros intentarán arrebatarle al toro una vincha con monedas de plata para ofrecérsela a la patrona del lugar, la Virgen de la Asunción.

“La jurisdicción recibirá solamente feligreses de la región, un total de 250 personas que deberán acreditar la vacunación contra el coronavirus”, indicó a Télam Héctor Ciares, miembro de la Comisión Organizadora de la Fiesta Patronal.

Las jornada festivas del 14 y el 15 de este mes serán “atípicas, debido a que antes el pequeño pueblo recibía hasta 7 mil visitantes”, dijo Ciares, pero aclaró que los pobladores tienen “muchas expectativas porque conseguimos la autorización para llevar a cabo una de las fiestas patronales más importantes de la provincia y ello provocó mucha algarabía”.

Para las vísperas de la festividad central se ofrecerán expresiones danzantes de los samilantes (niños y hombres que con plumas de suris ofrecen su baile a la virgen) y estarán presentes “las cuarteras y los toritos”, muchos de los cuales “llegarán de largas procesiones”, sostuvo.

Para llegar a Casabindo desde el sur se debe tomar la ruta nacional 9 hasta Abra Pampa y luego por la provincial 11, y recorrer unos 50 kilómetros hacia el suroeste por camino de tierra, en un trayecto que dura entre tres y cuatro horas.

Allí el domingo próximo se llevarán a cabo misas desde las 6; luego los asistentes compartirán un desayuno comunitario, para después participar de un acto protocolar que contará con la participación de autoridades provinciales y comunales.

Asimismo, se ofrendará a la Pachamama en inmediaciones de los corrales donde estarán los nueve toros elegidos por los comuneros para esta oportunidad, los cuales hacia la tarde se trasladarán hasta la plaza central donde iniciará el legendario Toreo de la Vincha.

“No habrá un límite para los toreros que se quieran anotar, se controlará quien enfrente el desafío se encuentre en condiciones óptimas”, dijo Ciares sobre el hecho cultural que mayor curiosidad provoca en la región.