El Indec informó que la canasta básica alimentaria subió 3,6% el mes pasado. Y se necesitaron más de 28 mil pesos para no caer en la indigencia.

Una familia necesitó en junio $66.500 pesos para no ser pobre

La canasta básica aumentó 3,2% en junio y una familia tipo necesitó $66.488 para no caer en la pobreza, informó el INDEC.

La canasta alimentaria, además, se disparó 3,6%, por encima de la inflación de junio, que fue del 3,2%, y para sostenerla una familia necesitó $28.413.

El valor de la canasta básica se incrementó en los últimos doce meses un 51,8% y la alimentaria 57,6%, y se ubican por encima de la inflación en el mismo período, del 50,2%.

Entre enero y junio el costo de la canasta básica subió 22,7% y la alimentaria 25,3%, frente a una inflación que llegó también al 25,3% en el primer semestre del año.

El aumento de junio de la canasta básica fue igual al de la inflación del mes, del 3,2%.

En tanto, el de la alimentaria fue del 3,6%, levemente por encima del alza de los precios minoristas.

El INDEC informó que para una familia de tres miembros, propietarios de la vivienda que ocupan, el costo de la Canasta Básica Total llegó en junio a $52.932, y para un grupo familiar de cinco integrantes ese valor se eleva a $69.931.