Se trata de una especie amenazada a nivel global y que aún sobrevive en el extremo norte de la provincia.

Pusieron en marcha un plan para proteger al Guacamayo Verde

El Guacamayo Verde es una especie amenazada a nivel global, que aún sobrevive en el extremo norte de la provincia de Salta. Por ese motivo, desde la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Provincia pusieron en marcha un Plan de Conservación. Se trata de una medida clave para la toma de decisiones sobre esta ave y su hábitat, determinando los criterios ecológicos y sociales sobre los cuales deberán delinearse las políticas de gestión. 
Soledad De Bustos, bióloga de la Secretaría de Ambiente, explicó que el plan tendrá un alcance temporal de 10 años y algunos de los desafíos están relacionados con la extensión, la calidad del hábitat, la protección directa de la especie, el conocimiento de la misma y la mejora en las gestiones administrativas.
También se plantearon líneas prioritarias de investigación que cubran los vacíos de información identificados durante el proceso del desarrollo del plan de manejo, para mejorar la toma de decisiones futuras y evaluar el impacto del plan de conservación.
El proceso de elaboración contó con talleres participativos en los que se analizó la situación actual de la especie, sus amenazas, la gestión y su viabilidad. Sobre estos resultados se establecieron las metas y estrategias expresadas en el documento final.


Entre 130 y 160 ejemplares habitan la provincia

En mayo de este año, la Secretaría de Ambiente en conjunto con la Administración de Parques Nacionales, la comisión del guacamayo verde y COA Tucán, realizaron el primer censo de guacamayos verdes. Determinaron un número mínimo de individuos de 130 ejemplares y un máximo 160.
El Ara militaris se encuentra amenazado a nivel global y sus poblaciones presentan una tendencia internacional de decrecimiento debido principalmente a la pérdida de los bosques en los que habita. Es una especie escasa en toda su distribución y el tamaño de los grupos varía, presentando poblaciones localizadas y distantes entre sí.
En nuestro país el guacamayo verde habita la selva pedemontana de las Yungas, que constituye una estrecha franja boscosa distribuida entre los 400  700 m. s.n.m., exclusivamente en el extremo norte de la provincia de Salta. Ha sido categorizado nacionalmente como especie en Peligro Crítico y en Salta fue declarado Monumento Natural.