Una impresionante cantidad de abejas muertas conmocionó a los apicultores en enero. El informe del Programa Nacional de Sanidad Apícola confirmó que fue por el uso de un plaguicida altamente tóxico.

Preocupación en Metán por la mortandad de abejas a causa de los plaguicidasUna lamentable imagen que muestra miles de abejas muertas en el suelo, en enero pasado.

Una mortandad de abejas que en enero pasado afectó a productores apícolas de Metán, quienes tenían 125 colmenas en la zona de los parajes Tajamar y La Junta, se produjo por la aplicación indiscriminada de agroquímicos en campos cercanos, para tratar de proteger de plagas a los cultivos de granos.

Así lo confirmó el Senasa a través del Programa Nacional de Sanidad Apícola, luego de estudios realizados en Buenos Aires que concluyeron que se utilizó un plaguicida altamente tóxico, que es letal para los insectos.

Los apicultores Claudio Quiroga y Marcelo Sánchez fueron notificados oficialmente sobre los resultados.

“El presente informe se refiere al evento de mortandad de colmenas por el cual la oficina local de Metán, provincia de Salta, intervino en el marco de las indicaciones contempladas en la circular 5/2012 del Programa Nacional de Sanidad Apícola, protocolo que pretende evaluar el contexto en el que se produjo el evento mencionado y, sobre esta base, inferir la o las causas que determinaron dicho evento”, señala el informe.

“Se analizaron las muestras correspondientes a la matriz abejas. En las muestras se detectan elevados niveles de presencia de Fipronil y su metabolito Fipronil Sulfona. El Fipronil es un insecticida altamente tóxico para abejas. Cabe destacar que entre las condiciones indicadas para su uso se expresa la necesidad de informar a los apicultores previo a su aplicación”, detalló el organismo.

No advirtieron

“En este evento de mortandad de colmenas el productor manifiesta no haber recibido ningún aviso previo de la aplicación del insecticida hallado. El aviso previo tiene como objetivo permitir que el productor apícola despliegue las medidas de contingencia necesarias para evitar o mitigar los efectos negativos que la aplicación de plaguicidas pueda llegar a causar en sus colmenas”, indica el informe del Senasa.

Señala que en base a los documentos y los resultados de los análisis sanitarios y toxicológicos efectuados, se asume consistente la presunción de que la causa del evento investigado fue que las abejas del apiario en cuestión tomaron contacto con al menos un plaguicida que en su formulación contenía un principio activo altamente tóxico para abejas (Fipronil), desencadenando un proceso de intoxicación aguda y crónica.

“Los altos niveles de Fipronil y Fipronil Sulfona detectados en las abejas deben haber sido la causa de la muerte casi inmediata de algunas colmenas y la despoblación (y posible muerte inminente) de otras colmenas del apiario”, indicó el Programa Nacional de Sanidad Apícola.

$4.000.000 de pérdidas

En enero pasado los lamentables sucesos fueron noticia nacional, cuando en la zona de Metán y con la sospecha de la utilización de potentes agroquímicos, se registró la enorme mortandad de abejas que dejó a los productores de la zona prácticamente en ruinas.

Personal del Senasa de la localidad había realizado un acta de constatación luego de verificar la gran mortandad de abejas en dos apiarios ubicados en los parajes Tajamar y La Junta, a 12 kilómetros al este de San José de Metán.

En esa zona había 125 colmenas en producción, de las que perecieron alrededor del 70% de las abejas. Ya se sospechaba que podría haber sido por la aplicación de agroquímicos utilizados en los campos del sector para la producción de granos. Las imágenes fueron devastadoras. Como consecuencia también se perdió la cosecha de miel debido a la contaminación. Las pérdidas totales se calculan en alrededor de $ 4.000.000.

El más afectado fue el reconocido apicultor metanense, Claudio Quiroga, quien desde hace 25 años se dedica al desarrollo la actividad.

“Nunca me había pasado algo tan terrible como esto. Hace 12 años tengo colmenas en la zona de La Junta y poseía 105 en ese lugar”, indicó.

“Siempre sembraron los productores y nunca tuvimos problemas con las fumigaciones. Pero esta vez me han provocado una mortandad del alrededor del 70% de las abejas y la pérdida total de la cosecha de miel”, dijo Quiroga en esa oportunidad.