Sin embargo, según informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, los rindes relevados durante la última semana sostienen las expectativas de producción final en 48 millones de toneladas.

La trilla alcanzó el 56% a nivel nacional. Foto: Adobe Stock.
La trilla alcanzó el 56% a nivel nacional. Foto: Adobe Stock.

La recolección de maíz registró retrasos durante la última semana por la humedad en los granos y una mayor dedicación de los productores en los sembrados tardíos, lo que determinó una demora con respecto a la superficie alcanzada a esta altura del ciclo anterior, según informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

De esta manera, el avance semanal de las cosechadoras fue de 3,4 puntos porcentuales, y el progreso nacional fue del 56% de las 6,5 millones de hectáreas implantadas, una superficie 30,6 puntos porcentuales menor que doce meses atrás.

“Este atraso interanual está vinculado a la gran cantidad de lotes tardíos sembrados este ciclo y la elevada humedad de los granos. Se espera que durante las próximas semanas, la llegada de nuevos frentes fríos permita que la humedad de los cuadros comience a ceder”, indicaron los especialistas de la entidad porteña.

Además, afirmaron que las productividades recolectadas se mantienen por sobre las estimaciones iniciales en 48 millones de toneladas.

Fuente: Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Y detallaron que en la provincia de Córdoba, la cosecha avanza de manera lenta ya que la humedad de los granos aún se encuentra por sobre los óptimos de recolección. En tanto, sobre los núcleos norte y sur, las labores se concentran sobre los planteos tardíos y de segunda ocupación.

“Hacia la provincia de Chaco, los rindes relevados mantienen una alta heterogeneidad en los departamentos del centro provincial. En las zonas oeste de Buenos Aires-norte de La Pampa, Cuenca del Salado y el centro de Buenos Aires, la falta de piso en sectores más tendidos del terreno demora las labores”, alertaron.

Implantación de trigo y cosecha de sorgo

Por otro lado, la siembra de trigo alcanzó un progreso intersemanal de 7,2 puntos porcentuales y avanzó sobre el 91,3% del área proyectada en 6,5 millones de hectáreas.

Según explicó la BCBA, la ausencia de lluvias “facilitó la recuperación del piso en sectores del centro-este que registraban demoras en la actividad por excesos hídricos”, aunque “se agrava la condición de déficit sobre el norte y oeste, donde los cuadros más adelantados transitan etapas entre macollaje y espigazón”.

Fuente: Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

No obstante, al sur del área agrícola se registraron lluvias que no solo favorecieron la emergencia y el crecimiento de los cuadros ya implantados, sino también repusieron humedad en los primeros centímetros del suelo para la siembra del área remanente.

“A pesar de esto, el cereal mantiene una condición entre normal y excelente en el 94,6% del área, ya que las temperaturas aún son frescas y el cultivo no presenta alta demanda”, afirma el documento.

Fuente: Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Por último, la cosecha de sorgo ya cubrió el 74,8% del área apta, con un rinde promedio de 44,1 quintales por hectárea y una producción acumulada de 2,7 millones de toneladas de las 3,3 millones que se esperan alcanzar.

“Los mayores progresos fueron reportados sobre el NOA y el centro-norte de Santa Fe, informando rindes por encima a los esperados”, destaca el informe de la entidad.