El fiscal federal, Carlos Amad, precisó que se encuentra archivada la causa que investiga los supuestos vínculos entre el sacerdote Agustín Rosa Torino y narcos mexicanos. Pero aclaró que se encuentran atentos a la aparición de algún dato objetivo.

60d64fe2e2178_480_360!

Por Aries, Amad señaló que se hicieron investigaciones con equipos especializados de la fuerza de seguridad, intercambio de información entre países, un trabajo serio y grande en el cual no se ha podido determinar nada de lo que decía la denuncia ni trascendido televisivo que vinculaba al religioso acusado de abuso sexual con carteles mexicanos.

El fiscal federal aclaró que esto no ha podido ser corroborado fehacientemente y quedó todo como un mito.

En este sentido, precisa que la causa quedó archivada y agregó que si en algún momento surgen datos objetivos diferentes a los que han manejado, se avanzará.

Por esta razón, explica que cuando salga la sentencia en el juicio por abuso sexual que se sigue contra Rosa Torino, la analizará para observar si aparece algo nuevo o quedarán como están.

“El problema es que acá no hay datos objetivos que permitan conectar a este señor con dinero proveniente del narcotráfico”, sostuvo Amad.

Al mismo tiempo, consideró que teniendo un país productor de cocaína como Bolivia tan cerca, no traería la droga desde México.

El fiscal federal aclara que no lo defiende al sacerdote sino que aplica la lógica en base a la experiencia que tiene ante casos de este tipo.