Con dos goles de Messi, uno de penal, el otro de Gómez y Lautaro Martínez el conjunto de Scaloni ya piensa en Ecuador.

Argentina goleó a Bolivia 4 a 1 y crece en confianzaARGENTINA VENCIÓ A BOLIVIA Y YA PIENSA EN ECUADOR

El crack rosarino LIONEL MESSI, con un doblete y una asistencia, marcó ayer el camino para la goleada del Seleccionado Argentino ante Bolivia por 4 a 1 en el cierre del grupo A de la Copa América Brasil 2021.

Messi fue la estrella estelar de la noche en Cuiabá, donde se transformó en el jugador con más presencias en la Argentina con un total de 148, una más que su amigo y excompañero, Javier Mascherano.

Argentina, con varios cambios respecto del triunfo ante Paraguay, fue muy superior buscando desde el inicio y encontró espacios a pesar de la resistencia boliviana. La primera llegada, a los dos minutos, exigió al arquero Carlos Lampe ante Ángel Correa y antes Sergio Agüero. Poco después, el delantero de Atlético Madrid tocó para Messi, quien en menos de un segundo observó la proyección del “Papu” Gómez, que ensayó un remate de zurda sin dejar picar la pelota. Golazo.

El ataque “albiceleste”, con Messi, Sergio Agüero, el “Papu” Gómez y Correa tuvo conexión fluida con algunos pasajes interesantes, apoyados por las buenas coberturas de Guido Rodríguez (cada vez más afianzado) y Exequiel Palacios.

Llegó la falta sobre Gómez dentro del área y el juez cobró penal que Messi cambió por gol.

Y el capitán argentino concretó luego el doblete tras una gran habilitación de Agüero, en su partido número 100 en el seleccionado, quien pudo haber estirado la ventaja con dos remates cruzados.

Bolivia, por su parte, esgrimió tan solo dos llegadas. En el primer tiempo con un remate de media distancia de Jeyson Chura que desvió Franco Armani y en el segundo cuando Saavedra descontó con una gran definición propiciada por la mejor jugada colectiva del perdedor.

Después del descuento, Lautaro Martínez aprovechó un rebote y puso el cuarto que a la postre terminaría siendo el resultado final, aunque Lampe intervino un par de veces para sellar su arco.