El fiscal federal Eduardo Villaba expuso en el primer día del juicio por el robo de caños del Gasoducto del NEA, y que tiene entre sus imputados al exintendente de Aguaray, Enrique Prado.

WhatsApp Image 2021-05-28 at 07.38.02

Villalba calificó de burda a la “maniobra” para sustraer los caños del gasoducto y consideró que se trata de “un caso de corrupción paradigmático”.

Entre diciembre de 2019 y enero de 2020 es cuando se sustrajeron los caños para venderlos en el mercado negro y que pertenecían a la obra que llevaría solución a millones de argentinos a lugares postergaos.

“Los caños son oro en polvo, para el común de los mortales es una tristeza ver la obra abandonada, pero para los imputados fue un plato de papas fritas, oro en polvo y emplearon todas las maniobras para poder sustraer y vender los caños, así enriquecerse”, expresó Villalba.

Para el Fiscal federal, esto es “corrupción más corrupción o el Estado saquea al Estado”, y no dudó en sostener que “en todos los casos los perjudicados siguen siendo las personas y los ciudadanos”.

Por último, aseguró que la sustracción de los caños estaba ideado desde su comienzo para quedar impune, por lo que traerán el cuerpo del delito, testigos, y prueba pericial y documental para que se dicte sentencia.