El Gobierno prohibió exportar los “cortes populares” hasta el 31 de diciembre.En un mes prometió presentar un plan ganadero. La Mesa de Enlace, disconforme.

Los exportadores  podrán vender solo  el 50% de la carne que  enviaban al exteriorEl presidente Alberto Fernández recibió ayer a la Mesa de Enlace a la que invitó a sumarse al diseño de un plan ganadero para el país. NA

Para los ganaderos fue una de cal y otra de arena. Después de casi un mes del cierre de las exportaciones de carne, el Gobierno rehabilitó las ventas al exterior pero solo la mitad de lo que se exportaba. Prohibió que en ese cupo entren los “cortes populares” -asado, vacío, cuadrada, etc.- y prometió que en 30 días presentará un plan ganadero que pretende elaborar junto con las entidades del campo.

Lo que iba a ser un anuncio del presidente Alberto Fernández -así se había anunciado el lunes- terminó en un decreto con su firma y, a continuación, una conferencia de prensa de dos ministros.

Afuera de la Casa de Gobierno, después de la reunión con el jefe de Estado, las entidades que integran la Mesa de Enlace se mostraron disconformes porque consideran insuficiente exportar solo el 50% de lo que pueden vender, no creen que esa medida ni la restricción de exportar asado y otros cortes hagan bajar el precio de la carne para los argentinos, y, si bien aceptan sentarse a trabajar sobre un plan ganadero, son escépticos sobre lo que vaya a incluir.

Cuidar la mesa local

El presidente Fernández firmó ayer un decreto por el que rehabilitó parcialmente las exportaciones de carne, pero mantiene prohibida las ventas externas de asado, falda, matambre, tapa de asado, cuadrada, paleta y vacío, con la expectativa de que desciendan los precios en el mercado interno.

En cuanto a las exportaciones que quedarán habilitadas, tendrá un cupo equivalente al 50% de lo exportado el año pasado, y se agilizarán los envíos a China e Israel.

En una conferencia de prensa posterior al encuentro del mandatario con las entidades del agro en Casa Rosada, los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Agricultura, Luis Basterra, ofrecieron detalles del plan oficial y admitieron que la Mesa de Enlace reclamó una “apertura total de las exportaciones”.

Kulfas explicó el decreto e indicó que se comercializarán once cortes cárnicos a precios populares, como “asado, carne picada y paleta, y que estarán disponibles en todo el país”.

Sobre la reunión con sectores ruralistas, el ministro dijo que el propósito fue “comentar las medidas y tener un diálogo constructivo para ordenar al sector cárnico”.

Al respecto, consideró que “este proceso de alza de precios no tiene ninguna justificación desde el punto de vista de los costos de la cadena de producción”.

“La idea es diseñar un plan para aumentar la producción, para ir a los 5 millones de toneladas: 3 millones para el mercado interno y 2 millones para exportar”, precisó.

Por su lado, Basterra reconoció que la Mesa de Enlace, integrada por Sociedad Rural, Coninagro, Federación Agraria y Confederaciones Rurales, “quería que las exportaciones se abran por completo”.

“Dispusimos una suspensión temporaria. Si logramos que los precios se estabilicen vamos a ir liberando cuotas de exportación”, prometió.

Las entidades piden exportaciones sin restricción

Los presidentes de las entidades agropecuarias que integran la Comisión de Enlace expresaron ayer su disconformidad con las restricciones a las exportaciones de carne y pidieron liberar la totalidad de esas ventas al exterior.
Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural, consignó: “El Presidente nos propone a la Mesa de Enlace integrar un plan ganadero, empezar a trabajarlo, y en el término de 30 días ver si entre todos podemos llegar a armarlo”.
“El Presidente se comprometió a que si se logra armar ese plan y las condiciones son favorables, la reapertura de las exportaciones sería total”, dijo.
Respecto del precio de la hacienda, sostuvo: “Le dijimos al Presidente que siempre pasa lo mismo, cierre de exportaciones, baja de la hacienda en pie, y los precios en las góndolas no bajan”.
Aclaró que “en la Mesa de Enlace ahora nos vamos a consultar con nuestras bases, y de acuerdo con lo que recibamos de ellos vamos a ver qué medidas tomar”.
“No hay un plan ganadero, no escuchamos ningún plan”, se quejó Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).
Agregó que “si el plan ganadero significa incentivar la producción y que haya más retención de vientres y más kilos por animal faenado, bienvenido sea. Y que haya desgravación impositiva ante los kilos que aumente cada animal. Esas son señales que pueden generar mucha seguridad”, afirmó.