Jóvenes y adultos realizaron largas filas para acceder a las dosis.  

Durante el fin de semana se estuvieron llevando a cabo vacunaciones en los centros de salud de la ciudad de Salta.

Hubo tanta convocatoria que quedaron muchos sin la inoculación. Sin embargo, es muy positivo que se llegue a los barrios con una vacuna tan crucial para estos tiempos.

Sábado y domingo hubo colas y aglomeración de personas que llegaron hasta los centros en búsqueda de un turno para una vacuna. El operativo de vacunación estuvo manejado por el Hospital Público Materno Infantil, con el objetivo de intensificar la vacunación COVID-19, durante este sábado y domingo, a personas que no tienen, por algún motivo, accesibilidad a la correspondiente inscripción para el preturno en la página web vacunate.salta.gob.ar

La campaña estuvo dirigida exclusivamente a personas mayores de 55 años, quienes debían presentar su DNI y a la población de 18 a 55 años con factores de riesgo y con certificado médico que lo acredite.

En plaza Alvarado estuvo trabajando ayer el centro de salud de Campo Caseros, en donde dispusieron de un gran espacio y de una cola que dio vuelta la plaza en su totalidad.

“Entre el sábado y domingo vacunamos a unas 500 personas. Acá anotamos y dimos el turno y fue masiva la cantidad de vecinos que recibimos”, dijo el titular del centro de salud Campo Caseros, Dr. Gonzalo Acevedo.

El médico aseguró que si bien fue un “éxito” el operativo de vacunación desconoce si seguirán vacunando en la plaza.

“Me imagino que mañana (por hoy) sabremos si seguiremos vacunando. Nos imaginamos que esto irá de la mano de cómo van llegando las vacunas. Lo que sí tenemos en claro es cuál es la metodología”, aseguró el doctor.

El objetivo del Gobierno provincial es descomprimir la atención del sistema 148, encargado de otorgar los turnos a los grupos que están incluidos en el plan de vacunación. Los operativos se llevarán a cabo hasta inyectar las dosis provistas por el Estado. El requisito es asistir con DNI y/o con el certificado que compruebe.

Algunas dudas

Sin embargo volvieron las quejas porque en las colas se veía a mucha gente (aparentemente) más joven de 55 años.

Las quejas fueron precisamente de aquellos que, con todos los requisitos, llegaban a los centros vacunatorios y no obtenían turno para recibir el beneficio.

“Somos tres abuelas de más de 55 que vinimos ayer y que vinimos hoy (por el domingo) a preguntar por los turnos y no había. Sin embargo vemos que en las esperas hay de todas las edades. Acá armaron las listas de turnos con los que iban llegando y no con los que cumplían los requisitos. Queremos que sigan vacunando, pero con los mayores de 55 que nos quedamos afuera”, dijeron tres mujeres que salían del centro de salud de Villa Chartas sin el beneficio que le correspondía.

Desde dentro del centro sanitario, la licenciada en Enfermería, Nélida Guanuco, dijo que ella tiene la lista de los vacunados. “Acá puede venir cualquiera a comprobar las listas de los vacunados. Tengo los números de DNI y los certificados que presentaron todos los menores de 55 años. Acá no se vacunó a cualquiera como se anda diciendo afuera. Es gente que llegó tarde a pedir un turno y las vacunas se acabaron”, dijo Guanuco con lista en mano.

En la calle, la gente se agrupó en torno de la “salita” y eran muchos los mayores de 55 años que habían quedado sin las vacunas.

Por su parte, la jefa del Nodo Castañares y referente de la vacunación en el Centro de Salud N´55, del barrio 17 de Octubre, Patricia Perrén, expresó que “el operativo de vacunación responde a la necesidad que se evidenció a través de los distintos relevamientos efectuados por el Primer Nivel de Atención del Área Operativa Norte, con los distintos padrones de patologías de la población a cargo, como por ejemplo el de obesidad y diabetes”.