Los habitantes, que no son trabajadores esenciales, no podrán salir de los límites de su jurisdicción. Además, se suspenden las actividades deportivas, culturales y religiosas.

 (Fuente: Télam)
. Imagen: Télam

El titular del Comité Operativo de Emergencia (COE) de Tucumán, José Ardiles, confirmó que 15 localidades de seis departamentos de la provincia volverán a “una especie de fase 1” frente a un aumento exponencial de los casos de Covid-19. La decisión fue tomada este martes por el gobierno de Juan Manzur frente al alto riesgo epdiemiológico, en conicidencia con el record de casos a nivel país. 

Ardiles explicó que en esas 15 localidades los habitantes, que no son trabajadores esenciales, no podrán salir de los límites de la jurisdicción y adelantó que las autoridades comunales y los comisiones rurales quedarán a cargo de asistir a las familias que tengan alguna urgencia. 

La decisión se tomó a partir del informe del Ministerio de Salud provincial que confirmó un “incremento exponencial” de casos y señaló que los contagios sucedieron por la realización de eventos sociales, aglomeraciones en actividades deportivas al aire libre, falta de medidas de cuidado, y condiciones de hacinamiento y deficiente ventilación en lugares de trabajo. 

La medidas, tomada a través de la resolución 75/2021 del COE y que estarán vigentes por dos semanas, serán puestos de control interjurisdiccionales, suspensión de actividades deportivas, culturales y religiosas, además de reforzar los controles en los ámbitos educativos y laborales. 

La resolución regirá para en las localidades de los siguientes departamentos de Trancas (Ticucho y Vipos), Cruz Alta (Colombres, Lasteria, Ranchillos y Las Cejas), Río Chico (Los Sarmiento, Santa Ana, Monte Bello y La Tipa), Simoca (Manuela Pedraza, Buena Vista, Monteagudo y Atahona) y Chicligasta (La Trinidad).