El régimen excepcional abarca deudas hasta marzo de este año. No ingresarán multas por faltas graves y fiestas clandestinas.

 Concejales aprobaron de manera unánime la moratoria municipalLos ediles salteños aprobaron ayer un régimen excepcional de moratoria municipal.

El Concejo Deliberante capitalino aprobó ayer de manera unánime la moratoria para deudas de obligaciones tributarias y no tributarias generadas hasta el 31 de marzo de este año con el municipio de la ciudad de Salta.

La propuesta enviada por la Intendencia obtuvo el apoyo unánime del cuerpo deliberativo comunal y durante el debate se coincidió en destacar que se trata de una medida acertada en el marco de la crisis que genera la pandemia de coronavirus, con fuerte influencia en el cumplimiento de los contribuyentes.

La ordenanza establece de modo excepcional un régimen especial y transitorio de regularización y pago de tributos, intereses, recargos, multas, sanciones y demás obligaciones.

En la sesión de ayer, los concejales modificaron el monto mínimo original propuesto para ingresar al plan y determinaron que el mismo sea de 12 mil pesos para que la moratoria llegue a todos los sectores en esta época de crisis.

Los ediles también dejaron establecido que no podrán acceder al régimen determinadas multas de tránsito y por violar la emergencia sanitaria por dengue y COVID-19.

Las multas que no podrán ingresar en la moratoria son por conducir con alcohol en sangre, bajo el efecto de estupefacientes, no respetar semáforos, exceder límites de velocidad, conducir con auriculares o sistemas de comunicación manual o pantallas de monitores de videos en el habitáculo del conductor, por desmalezado de terrenos y fiestas clandestinas.

El concejal Santiago Alurralde sostuvo que “los irresponsables” que conducen alcoholizados y que organizan y participan de fiestas clandestinas no deben tener reducción de las multas y remarcó la necesidad de excluir esas faltas graves de la moratoria.

El planteo fue aceptado y el edil José Gauffín propuso el texto que se incorporó como segundo párrafo intermedio en el artículo 4´ de la ordenanza aprobada y que ahora pasó al Ejecutivo municipal para la promulgación.

Distintos oradores también coincidieron en remarcar que es necesario premiar a aquellos contribuyentes cumplidores y dejaron sentado el compromiso de trabajar en ese sentido.

La moratoria incluye, con descuentos, a tributos, intereses, recargos, sanciones y otras multas, e incluirá tanto los planes de pago vigentes como los caducos.

Como obligaciones tributarias entran deudas por la tasa de inspección, seguridad, salubridad e higiene, el impuesto al automotor, el impuesto inmobiliario y la tasa general de inmuebles, entre otras.

El régimen contempla quitas tanto en los intereses resarcitorios como los de financiación y reducciones en los recargos y multas, según el esquema que elija el contribuyente moroso.

Para este grupo de tributos, si bien ayer los ediles no se explayaron al respecto en el recinto, el director de la Agencia de Recaudación de la Municipalidad de Salta (Armsa), Alejandro Levin, detalló que si se paga toda la deuda de contado habrá una reducción del 100% de los intereses resarcitorios y de financiación y la reducción de la multa o el recargo será del 60%.

Si se elige abonar entre 2 a 6 cuotas, la reducción de los intereses resarcitorios y de financiación serán del 60% y la reducción del recargo llegará al 40%, y que en los planes de pago de hasta 12 cuotas la reducción de los intereses resarcitorios y de financiación será del 30% y el mismo porcentaje para el recargo o multa.

En el esquema de moratoria diagramado para las deudas por obligaciones no tributarias las multas tendrán reducciones en sus montos del 50% si se pagan de contado. Si el plan de pago es hasta en seis cuotas, la merma será del 30% y si es hasta 12 cuotas el descuento llegará al 20%.

Se refiere a las sanciones administrativas realizadas por las áreas municipales de Control Comercial, Ambiente y Obras Públicas y de Tránsito.