Fue durante una reunión en la Casa Rosada donde participaron Axel Kicillof, Eduardo “Wado” De Pedro, Sergio Massa y Máximo Kirchner, y en donde estuvieron, por parte de la oposición, Cristian Ritondo y Jorge Macri.

2R24N6ALTJCM3IF6NFNMFMZG7I

Máximo Kirchner fue el encargado de poner sobre la mesa el tema. En la Casa Rosada y durante una reunión con algunos referentes de la oposición planteó la posibilidad de postergar las PASO por un mes. Pidió evaluarlo en conjunto debido al aumento sostenido de casos de coronavirus que trajo aparejado la segunda ola.

El líder de La Cámpora les dijo al presidente del bloque del PRO en la Cámara baja, Cristian Ritondo, y al intendente de Vicente López, Jorge Macri, que la voluntad del Gobierno es hacer una evaluación entre todos los espacios políticos y tomar una decisión por consenso.

El planteo de Kirchner fue concreto y específico. Les dijo que se deben encontrar los criterios objetivos para sustentar la posible postergación de los comicios. Es decir, trazar un escenario en el que se analice la ocupación del sistema sanitario, el crecimiento de los contagios y el impacto real de la segunda ola de COVID-19. Criterios objetivos que justifiquen el corrimiento.

Los presentes acordaron poner el tema en la agenda política, seguir discutiéndolo en base a la modificación del contexto sanitario y caminar hacia un acuerdo para determinar qué hacer. Hay predisposición de ambas partes porque un aumento de casos significativos y un sistema sanitario estresado serían un entorno incompatible para llevar adelante la elección.

Macri y Ritondo, ambos dirigentes del PRO, llevarán la propuesta a la mesa política de Juntos por el Cambio. Quieren discutirlo con los referentes de la Coalición Cívica y la UCR para definir una postura común. La postergación fue, desde el inicio de la discusión sobre las PASO, la única puerta que dejó abierta la oposición para encontrar un punto de acuerdo con el Gobierno.

Los dos referentes de Juntos por el Cambio dijeron que, debido a la gravedad del escenario sanitario, la posibilidad de aplazar las elecciones es un tema que se puede evaluar, pero que el mejor camino para definirlo es con una discusión en el Congreso, para que también estén incluidas las otras fuerzas políticas.

La próxima semana que viene “Wado” De Pedro avanzará en la discusión con la oposición. Quedó en compartir un almuerzo en el Congreso con el el legislador radical Mario Negri y Cristian Ritondo. El objetivo es tratar de limar las diferencias y encaminarse a un acuerdo para para postergar las elecciones. En todo el arco político son consientes que la segunda ola de contagios podría complicar el desarrollo normal de las elecciones.

La discusión sobre el futuro de las PASO comenzó en diciembre luego de un planteo de los gobernadores a Alberto Fernández para suspender las elecciones. Quince días después el diputado tucumano Pablo Yeldlin presentó un proyecto para suspenderlas. El documento quedó en el olvido y la la negociación entre las partes siguió en paralelo.

Fuente: Infobae.