Los empresarios señalan que se debe a la tercera extensión del congelamiento de precios que dispuso el Gobierno nacional. También cuestionaron la nueva ley de alquileres.

Aseguran que en los nuevos contratos, los alquileres tendrán fuertes incrementos en SaltaEl índice de la ley de alquileres comenzará a regir en julio. Javier Corbalán

Desde el sector inmobiliario advirtieron que, en los nuevos contratos, los alquileres aumentarán a raíz de la extensión del congelamiento de precios hasta marzo.

“Será por encima del valor de mercado”, indicó Juan Martín Biella, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Salta que aseguró que el sector ya vivió “situaciones de este tipo”.

Al finalizar la semana pasada, y por tercera vez, el Gobierno nacional extendió el congelamiento de precios de alquileres, la suspensión de desalojos y la prórroga de contratos hasta el 31 de marzo.

La primera decisión dada “la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus” fue mediante el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 366/20 que se emitió en marzo del año pasado, y otorgaba un plazo de siete meses, hasta fines de septiembre. Luego el DNU 766/20 lo extendió por 4 meses, hasta fines de enero, y el último DNU 61/21 lo extendió por dos meses más.

Biella explicó cómo repercutiría este último decreto en el mercado inmobiliario y aseguró que ante la posibilidad que “el Estado vuelva a meter mano”, en un nuevo contrato de alquiler, el dueño de una propiedad cobrará más del valor de mercado actual. “Si vale 10, lo cobrará a 20 porque luego no podrá aumentar”, destacó respecto a lo que considera como un “traslado de la incertidumbre a los precios”.

La Federación Inmobiliaria inició gestiones a nivel nacional para lograr reuniones con autoridades. En las diferentes solicitudes, que, aseguran no fueron escuchadas, le pidieron al Gobierno que “si quiere bajar los alquileres, utilice las herramientas directas que están a su disposición”, en referencia a los impuestos que gravan la actividad. “En un alquiler comercial, de $20 mil de alquiler mensual, $12 mil se lleva el Gobierno, 21% de IVA, 33% de impuestos a las ganancias más impuestos municipales y sellados. Si el Estado quiere ayudar que saque los impuestos, al menos en situación de emergencia. Pero el Estado sigue subiendo todo”, cuestionó.

En cuanto a los locales de viviendas particulares, aseguró que la incidencia impositiva es del 25% del monto de alquiler. “Si el Estado quisiera bajarle a una familia de $10 mil a $3 mil, que suspendan el cobro de impuestos, que el Estado también ponga el hombro”, advirtió Biella.

Los propietarios inmobiliarios justifican su oposición a las medidas, porque, aseguran el contexto no es el mismo al de las primeras etapas de aislamiento. “Cuando fue la pandemia, era entendible, la incertidumbre era absoluta. El sistema estaba roto, no se podían hacer ni mudanzas. Pero fuimos la primera profesión liberada y allí comenzamos a trabajar”, aseveró el empresario que diferenció que “ahora las dos partes tienen la posibilidad de encontrar soluciones”.

Como prueba de que el sector inmobiliario logró estabilizarse, Biella indicó que el porcentaje de mora, bajó de 45% registrado en abril, a cerrar el crítico 2020 con un 9%. Aunque, reconoció que no se logró llegar al 5% histórico a raíz de la crisis económica que atraviesa el comercio y repercute en los alquileres de locales comerciales.

Cuestionan el nuevo índice

La Ley 27.551 de alquileres que modificó el marco normativo que regía desde 1984, sancionada a mediados del año pasado, fue otras de las normativas que incidieron en el mercado inmobiliario. Entre las nuevas regulaciones, marca garantías más accesibles para el locador, y un aumento anual con un índice de precios que comenzará a funcionar desde julio de este año. Este se calcula por un parámetro conformado por partes iguales de las variaciones mensuales del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y la remuneración imponible promedio de los trabajadores estables. Este punto también criticó Biella, ya que aseguró que “siempre el alquiler acompañaba el bolsillo del inquilino y era menor, por ejemplo al aumento que percibía un empleado de comercio. Ahora, con este nuevo índice, si pagás 10 mil a principio de año, al finalizar pagarás $15 mil. Es un promedio, entre salario e inflación, que sube más que el salario, así que para un asalariado, ya la fórmula te juega en con tra”, advirtió.

Fuente: El Tribuno Salta