El Ingreso Familiar de Emergencia no tendrá su cuarto desembolso. Conocé qué alternativas evalúa el gobierno para seguir ayudando a los más necesitados.

Tras anunciar que no se pagará el IFE, el Gobierno nacional analiza cómo continuará la asistencia estatal para los sectores más vulnerados por la pandemia de coronavirus.

“El Estado no se retira”, aseguró Daniel Arroyo, Ministro de Desarrollo Social. Dijo que se continuará “acompañando a todas las personas que tienen dificultades para reinsertarse” en el mercado laboral.

Uno de los posibles reemplazos del IFE, en ese sentido, podría ser el programa Potenciar Trabajo, que unifica a los programas Hacemos Futuro y Salario Social Complementario y contribuye a generar nuevas propuestas laborales a través del desarrollo de proyectos socio-productivos, socio-comunitarios, socio-laborales y la terminalidad educativa

También está el Potenciar Joven, dirigido a personas de 19 a 28 años en situación de vulnerabilidad, que contarán con una asignación mensual de recursos para la inclusión de manera directa e individualizada.

Otra de las alternativas al IFE es la Renta Básica Universal (RBU), un programa que alcanzará sólo a personas desempleadas y a titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación Universal por Embarazo (AUE). El monto sería el equivalente a un Salario Mínimo Vital y Móvil; y quien la perciba deberá brindar una contraprestación.