El cuarto kilo de especial pasó de $1.800 a $800, la “hojeada” de $2.300 a $1.200 y la especial cuesta entre $1.800 y $2.000.

El precio de la hoja de coca bajó hasta un 55 por ciento

VENTA / SE REGISTRÓ UN MARCADO DESCENSO EN EL PRECIO DE LA HOJA DE COCA Y DE LOS CIGARRILLOS DE MARCAS IMPORTADAS.

La hoja de coca registró una nueva baja en sus precios alcanzando una caída de hasta el 55% en comparación con los precios relevados durante agosto, mes en el que ya había bajado hasta un 40%, según la calidad.

Actualmente el cuarto kilo de coca común cuesta $800, el de “hojeada” $1.200 y el cuarto de especial, que ahora ya se consigue, está entre los $1.800 y los $2.000 en puestos de venta exclusivos de este producto. Por su parte, la coca fraccionada en pequeñas bolsas que varían entre los 25 y los 35 gramos según la calidad tiene un costo unificado de $200.

Cabe destacar que el precio de la hoja de coca que se comercializa en quioscos y almacenes de los diferentes barrios de la provincia tienen un precio un poco más elevado. En promedio ofrecen el cuarto de coca común a $1.900 y el de elegida a $2.400 mientras que al menudeo (25 gramos) a $200 y $250, respectivamente.

Cabe recodar que este producto, al ser importando, fue uno de los que más vio afectado su precio durante el aislamiento estricto por la pandemia por coronavirus, debido al cierre de fronteras y a las estrictas medidas sanitarias impuestas por las autoridades de Salud.

Durante el inicio la pandemia el cuarto kilo de coca común llegó a costar $3.000, el de “hojeada” $5.000 y la hoja especial directamente no llegaba a la provincia. Luego con el levantamiento de algunas de las restricciones debido a una mejora de la situación sanitaria de la provincia, los precios comenzaron a bajar hasta un 40%, aunque las fronteras continuaban cerradas. Así, durante agosto el cuarto kilo de común bajó a $1.800, la “hojeada” a $2.300 y la especial todavía sin poder conseguirse.

Sobre cuál es el motivo que explica esta marcada caída en el precio de la hoja de coca durante estos días, los vendedores de la capital se refirieron a las flexibilizaciones otorgadas en el marco del aislamiento pero fundamentalmente a que “estamos en tiempo de cosecha en Bolivia”, por lo que la oferta es variada y abundante.

Ventas todavía en un 35%

VARIADA OFERTA / LAS YISTAS DE TODOS LOS SABORES SE MANTIENEN EN $50.

Las ventas se mantienen bajas para este sector pese a que los precios van bajando de forma gradual.

Comerciantes coincidieron en que “las ventas están ahora al 35% por la situación de la pandemia que no permite que nos normalicemos”, indicó uno de ellos. Mientras que otro agregó que “la gente todavía la sigue sintiendo cara y cuida el bolsillo”. Y es en este intento de “ahorro” que algunos dejaron de comprar la bolsita de $200 y en un esfuerzo compran directamente el cuarto kilo que cuesta siempre más barato.

La escasa demanda se debe también a que son muchas las personas que temen que este producto contenga el Covid-19, por lo que evitan consumir como una forma de reducir los riesgos de contagio.

Otros productos afines

La yista, complemento de la coca, pasó de costar $20 a $50 durante la pandemia, precio que a la fecha se mantiene. La oferta es muy variada: hay yista dulce, dulce mentolada, salada, de stevia blanca, de stevia mentolada y con sabor a chicle, todas a $50, mientras que la yista más fuerte tiene un costo de $100. Los bicarbonatos que también vienen saborizados, cuestan también $50.

Los cigarrillos de marcas importadas también bajaron sus precios. El paquete de 20 unidades de Hills pasó de $180 en agosto a $120 mientras que el de Rodeo bajó a $100 al igual que el CJ. El resto de los cigarrillos nacionales aumentaron.

Fuente: El Tribuno Jujuy