En p,ocos minutos podés hacer esta riquísima receta de una pastafrola sin manteca y de dulce de leche, ideal para acompañar el té o los mates.

En época de cuarentena, son muchas las personas que han volcado su tiempo a la cocina para tener más menúes para disfrutar en el seno del hogar. Por ello las tradicionales recetas comienzan a tener diversas variantes para jugar en este rubro. Ahora, conocé cómo hacer una pastafrola sin manteca y de dulce de leche.

Esta delicia tiene como base la pastafrola de membrillo, una de las más elegidas por los argentinos para la hora del mate, pero una gran variante es hacerla con el dulce de leche y la receta es muy rápida y fácil para hacer un pocos minutos y tener la opción perfecta para la merienda o el desayuno.

INGREDIENTES:

  • 2 tazas de harina leudante
  • 2 huevos
  • 150 gr azúcar
  • Una cucharada de esencia de vainilla
  • 1/2 taza de aceite
  • 400 gr dulce de leche repostero

PREPARACIÓN:

En primer lugar, se debe mezclar la harina, los huevos, el azúcar, el aceite y la esencia de vainilla, hasta formar una masa homogénea. En el caso que sea necesario, se puede utilizar un chorrito de leche para conseguir la consistencia necesaria.

Una vez obtenida la masa, se debe estirarla en un fuente. Previamente, separar un bollo para realizar las tiras tradicionales de la pastafrola.

Cuando la masa este lista, agregar el dulce de leche de forma pareja. Poner por arriba las tiras en forma de enrrejado, que pueden ser gruesas o finas, según el gusto de cada uno, y llevar al horno por 20 minutos, con temperatura moderada. ¡Y a disfrutar de esta pastafrola sin manteca con unos ricos mates!

Fuente: La Cien