El dato no es tan positivo como parece: en los últimos doce meses se perdieron 30.195 puestos laborales.

MARCADA CAÍDA. La utilización de la capacidad de la industria egistró en mayo una caída de más de 15 puntos porcentuales, en comparación con igual mes

Los puestos de trabajo en la industria mostraron una leve recuperación en junio frente al mes previo, pero volvieron a caer frente a igual período de 2019.

Según datos de la Unión Industrial Argentina (UIA), la caída interanual de empleo industrial en junio fue del -2,7%, lo que representa una baja de 30.195 puestos. Esta tasa de retracción contrasta con la registrada en otros sectores como construcción (-27,7%) y hoteles y restaurantes (-10,9%) donde las medidas de aislamiento tienen un mayor impacto en la actividad.

A pesar de las fuertes caídas interanuales del empleo algunas contracciones comenzaron a desacelerarse en términos mensuales y, en algunos casos, a revertirse en el margen. En la industria, aumentó un 0,2%, lo que implica un incremento de 1.748 puestos.

“Estas mejoras sucedieron en un contexto de leves recortes en la caída de la actividad de la industria. Luego de la variación récord en la producción de abril de -30,2%, junio reportó una contracción del -10,7%”, según lo relevado por el CEU-UIA, lo que representó un aumento mensual de la actividad de un +17,7% en relación con mayo.

Las suspensiones volvieron a ser la principal forma de manejar la dotación de personal en un contexto de regulaciones en el mercado de trabajo. El porcentaje de empresas que aplicó suspensiones en junio rompió su récord del mes anterior al llegar al 19,4%. Así, el 8,4% de los trabajadores fueron suspendidos durante el mismo mes, dijo UIA.