Los beneficiarios tendrán que probar que no están conviviendo con su padre o madre. ¿Qué hacer en estos casos?

A partir de los controles realizados por ANSES, se detectó que un universo de beneficiarios de entre 18 y 25 años tienen el domicilio coincidente con el de su padre o madre. Por este motivo, el cobro del tercer IFE fue suspendido y ANSES se está contactando con ellos por SMS y correos electrónicos para poder solucionar esta situación.

Desde el organismo, informaron que los beneficiarios van a tener que confirmar que actualmente no están conviviendo con su padre o madre ya que este requisito es una condición para acceder al beneficio.

Para que puedan rehabilitar el beneficio deberán:

Ingresar al aplicativo IFE desde www.anses.gob.ar/ife, con el CUIL y Clave de la Seguridad Social. Hacer una declaración jurada confirmando que a la fecha el beneficiario NO está conviviendo con su padre/madre, ya que este requisito es una condición para acceder al beneficio.

Luego deberán validar y actualizar su domicilio, a través de los canales habilitados: Mi ANSES / Atención virtual / Delegación.

Todos los beneficiarios que se encuentren en esta situación tienen tiempo para completar el trámite hasta el 4 de septiembre.