La cantante no puede tomar decisiones sobre su vida, sus pertenencias e inclusive sobre el contraer nupcias.

Britney Spears no puede volver a contraer nupcias debido a una problema legal que ha llevado a sus fans a crear el hashtag #FreeBritney (liberen a Britney).

De acuerdo con la revista Forbes, el padre de la cantante aún tiene un control legal sobre todas las acciones de ella, debido al colapso que tuvo en 2007.

Según lo dicta esta medida, la cantante debe obedecer a su padre en cuanto a las acciones legales que puede realizar. Esto conlleva las ventas de sus propiedades, la tutela de sus hijos e incluso el contraer matrimonio.

Fans imponen el #FreeBritney

Pese a que la intérprete de “Baby One More Time” se ha mostrado enamorada del entrenador personal Sam Asghari y su relación ha sido publicada en diversas ocasiones en redes sociales, estos no podrán ir al altar, debido a que Jamie Spears no cree que la unión sea conveniente.

Los fanáticos de la cantante se han mostrado en contra de esto y suelen pedir que se dé más libertad a la estrella, quien no ha podido decidir lo que ocurre con su vida desde la crisis mental que la llevó a cortarse todo el cabello.

Control total

La intérprete tuvo diversos problemas con sus parejas sentimentales en el pasado, inclusive ya tuvo un divorcio con el bailarín Kevin Federline, por lo que el progenitor de Britney espera que ésta no vuelva a caer en complicaciones.

En septiembre del año pasado, un juez redujo la cantidad de tiempo que la cantante podía ver a sus hijos, debido a que consideró que no era apta para cuidar de ellos.