Es por las nuevas restricciones impuestas por el Gobierno para entrar al programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción.

ATP: más de 280 empresas ya devolvieron la ayuda oficial por las restricciones

Alrededor de 280 empresas decidieron ya devolver la ayuda oficial para enfrentar las dificultades económicas derivadas de la cuarentena a cambiode no someterse a las nuevas condiciones que les exige el Gobierno.

Entre las nuevas restricciones impuestas para entrar al programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, el Gobierno prohíbe a aquellas compañías que reciban la ayuda estatal distribuir utilidades por los períodos fiscales cerrados a partir de noviembre de 2019; recomprar acciones; adquirir títulos valores en pesos para venderlos en moneda extranjera o transferirlos al exterior y realizar erogaciones a sujetos “relacionados directa o indirectamente con el beneficiario cuya residencia, radicación o domicilio se halle en una jurisdicción no cooperante o de baja o nula tributación”. Estas condiciones antes solo aplicaban a las compañías de más de 800 empleados que ingresaran en el programa, pero desde este mes, se extendió a todas las firmas.

Uno de los grupos que tomó esa decisión es Techint. Fuentes cercanas al holding confirmaron que Techint Ingeniería y Construcción, Ternium Argentina y Tenaris Argentina decidieron devolver el salario complementario que el Estado abonó a sus empleados en el marco del programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) por el mes de abril y darse de baja de la solicitud del mismo beneficio para este mes.

“La baja del programa responde al cambio de requisitos y nuevas restricciones que tuvo el Programa ATP en los últimos días. Estos nuevos requisitos -dispuestos a posteriori de haber adherido las empresas a este programa- comprometen restricciones financieras en un horizonte mayor a 24 meses que obstaculizan actividades financieras propias de empresas que están internacionalizadas “, sostuvieron.

Según señalaron, “al momento de adherirse al salario complementario, las empresas del Grupo Techint cumplían efectivamente las condiciones y requisitos de participación del Programa ATP vinculados a una drástica caída de ingresos interanual, producto de la emergencia sanitaria” del coronavirus.

Además, explicaron que las empresas ya estaban afectadas por otras crisis antes de la pandemia de Covi-19: “Tanto la producción siderúrgica como la ingeniería y construcción son actividades que ya venían teniendo un fuerte impacto por la caída económica de la industria y del sector energético argentino y por la crisis internacional del petróleo”.

Devolución y baja

Según informó la AFIP hace diez días, quienes soliciten la baja del ATP podrán restituir los salarios devengados en abril hasta el 31 de mayo inclusive. Para quienes reciban los salarios de mayo y los siguientes meses -en caso de extenderse el beneficio-, la normativa establece que el reintegro podrá realizarse hasta el día 20 inclusive del mes en que se haya realizado el pago, explicaron fuentes oficiales.

Además, se aplican intereses sobre el importe que se reintegra, que se calculan desde la fecha en que se hayan acreditado las sumas en las cuentas de los trabajadores hasta la fecha de la efectiva transferencia según la evolución del índice CER.

La AFIP anunció los cambios después de que la diputada Fernanda Vallejos, del Frente de Todos, propusiera que el Estado nacional se quede con parte de las acciones de esas empresas a las que ayuda con fondos para superar la crisis profundizada por el coronavirus. Esta semana, el presidente Alberto Fernández descartó esa medida.

El Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y a la Producción contempla dos tipos de beneficios: postergación de pago o reducción de hasta el 95% de las contribuciones patronales y una asignación compensatoria del salario. A mediados de abril, se conoció que ocho de cada 10 empresas argentinas pidieron ayuda para pagar salarios, aunque solo la mitad (unas 220.000 compañías) cumplió con los requisitos y recibió la ayuda.

La Nación