La pareja de la víctima de 26 años afirmó en sede policial que se trató de un accidente cuando estaban dentro del auto. Fue ella quien en una primera instancia lo llevó al hospital Snopek, se dio a la fuga pero luego confesó lo sucedido.

La mujer prófuga ante el delito se entregó a la policía

José María de 30 años tenía domicilio en las 249 Viviendas del barrio San Pedrito y su novia en Alto Comedero.

De acuerdo a la información recogida alrededor de las 3.40 de ayer se presentó en la guardia del hospital “Carlos Snopek” una mujer pidiendo ayuda para un hombre que se encontraba en el interior del rodado con un disparo en la cabeza y totalmente cubierto de sangre.

Asistida por enfermeras, personal de guardia y un policía lograron sacar del habitáculo a José María Villafañe y trasladarlo al interior del centro asistencial donde fue recibido por la médica Ana María González, quien afirmó que el mismo se encontraba sin signos vitales por lo que se procedió a realizar tareas de reanimación certificando su deceso un par de minutos después.

En ese interín la mujer se dio a la fuga a bordo de una camioneta Ford Eco Sport color azul perlado sin que pueda ser interceptada por el policía a quien casi atropella de acuerdo a lo manifestado por el uniformado.

Casi doce horas después la mujer de 26 años según trascendió se presentó en la Brigada de Investigaciones acompañada de la madre, declarando que se trató de un accidente ya que el arma se disparó mientras la manipulaba dentro del vehículo de propiedad de la víctima.

Sobre los hechos

Aproximadamente a las 15.30 el ayudante de fiscal Andrés Ugarte informó al fiscal de Unidad Fiscal Especializada en Delitos Graves contra las Personas, Diego Cussel, que la persona autora del disparo se había presentado en sede policial confesando la autoría del hecho indicando que ella manipulaba el arma que “accidentalmente se disparó”.

Por disposición del fiscal la mujer quedó demorada en la sede policial y mañana en horas de la mañana podría prestar declaración y nombrar abogado defensor.

El cuerpo del hombre fue depositado en la morgue judicial de Alto Comedero y la autopsia podría llevarse a cabo recién mañana, afirmó una fuente judicial consultada.

Muchos son los interrogantes en torno a este hecho de sangre que le costó la vida a un hombre.

Fuente: El Tribuno Jujuy