“Habrá que disfrutar de la fiesta”, dijo el presidente de Atlético.

“No pasó nada. Esto fue una reacción fuera de lugar de un grupo reducido. Yo le digo a la gente, al fanático, que vaya a la cancha, que está todo tranquilo, que vaya a disfrutar de una fiesta. Es la primera vez que Tucumán va a ser testigo de una definición de un campeonato de Primera, mérito también de Atlético por todo lo bueno que viene haciendo en los últimos tiempos”. Firme, seguro de sus palabras, Mario Leito le bajó los decibeles a un hecho que alcanzó notoriedad nacional: la aparición, ayer, de una bandera amenazante, colgada de las rejas del estadio Monumental, sobre calle 25 de Mayo, cerca de la entrada principal, a unos 30 metros de la ochava sur oeste, colindante con calle Chile. Pero, al mismo tiempo, el presidente del “Decano” aseguró que, con los miembros de la directiva, dejaron en manos de la Justicia y de la Policía las actuaciones, “para que se haga algo, para que no quede como un acto de unos cuantos que quieren romper con la tranquilidad que hoy se vive en el club”. Quienes colgaron la bandera se movilizaron quizás en las penumbras de la madrugada o a primera hora de la mañana. Pero no repararon en la presencia en las cercanías del lugar de una cámara de seguridad ciudadana, que captó el momento.

“Cuando maten un dirigente nos van a respetar”. Contundente, el trapo dejó su mensaje pleno de violencia. El cual alcanzó trascendencia nacional, en horas de plena expectativa por lo que sucederá en el Monumental el sábado, cuando el “Decano” reciba a River, que vendrá a Tucumán en busca del título de campeón en la Superliga.

En la denuncia que la comisión directiva de Atlético -previa deliberación- presentó en la comisaría quinta, quedó expresado que el hecho sucedió entre la medianoche y las 7. También que, quien está encargado de cuidar del estadio, Ángel Rivas, desempeña tareas en el interior del edificio, motivo por el cual no se percató del accionar de quienes colgaron la bandera.

Una vez radicada la denuncia, el club emitió un comunicado de repudio, definiendo a lo sucedido como un hecho “anónimo, cobarde y delictivo en el mejor momento de la historia deportiva a institucional de nuestro club”.

Horas más tarde, procedió a radicar la denuncia penal, y puso a disposición las filmaciones de cámaras de seguridad privadas.

Fuentes judiciales indicaron que hoy, quienes elaboraron la bandera y la colgaron, se presentarán voluntariamente ante la Fiscalía en lo Criminal N°2, a cargo de Augusto Zapata. En su presentación, desmentirían que el mensaje dado a conocer tiene que ver con el aumento de las entradas para el partido del sábado -como se había deslizado- y que lo que buscaron fue dar un mensaje relacionado a una cuestión institucional. “Aparentemente, lo escrito estuvo mal expresado, dándole a la frase una connotación indebida”, agregó la fuente.

Lo sucedido surgió horas después de que se haya conocido en las redes sociales malestar por el aumento de precio de las entradas. Al respecto, Leito fue claro: “no hubo tal aumento. En realidad, el precio es el oficial y está determinado por la AFA. Nosotros, en anteriores partidos, decidimos bajar un poco el costo para darle una mano a los fanáticos”. El presidente también aseguró que el operativo de venta de boletos de hoy será igual que el que se dispuso para partidos anteriores. Y también desmintió declaraciones que se le atribuyeron en los últimos días. “Nunca dije eso de que vayan a la cancha hinchas de River. Yo quiero que vaya nuestra gente, que aliente, que viva una fiesta. Insisto, este es un momento para disfrutar”.

Fuente: La Gaceta Tucumán