Los autores del crimen continúan prófugos.

La moto robada estaba quemada y abandonada en un descampado de las calles Manuel Estrada y Díaz, en la zona del Barrio Trulalá de la Capital. Fue encontrada por la Policía pasado el mediodía.

La primera hipótesis de la Policía arroja que el principal sospechoso habría quemado el vehículo al verse acorralado por los investigadores. Continúan con la búsqueda de los asesinos.

El joven murió esta madrugada, alrededor de las 3.30, producto de un feroz ataque de un delincuente que, para robarle, le tiró un ‘ladrillazo’ cuando manejaba su moto por avenida Ejército del Norte y Uruguay. La víctima fue identificada como Carlos Facundo Fabersani.

El delincuente -se está investigando si se encontraba solo- se acercó hasta él y, con toda la frialdad, le sacó sus pertenencias, el celular, un bolso y luego se dio a la fuga con la moto hacia el barrio Juan XXIII, conocido como “La Bombilla”.