¿Los preservativos y el placer en la pareja van de la mano?Por SOFÍA ACHEM, MÉDICA ESPECIALISTA EN GINECOLOGÍA.

Lejos de querer resolver este dilema en este breve texto, los invito a pensar que tal vez la respuesta no sea tan lineal o sencilla de encontrar, ya que estamos hablando de placer sexual, un aspecto de nuestras vidas en el que confluyen múltiples factores, y que a su vez, va cambiando su configuración a lo largo de nuestras vidas. ¿Lo uso o no lo uso? Sí rotundo ¿Por qué tan enfática la afirmación?, pues bien, porque para que algo sea realmente placentero, en primera instancia no debe poner en riesgo mi integridad ni la de terceros, el placer implica hacer cosas por las que no deba pagar un precio que no esté dispuesto, en este caso estaríamos hablando de embarazarnos o enfermarnos, en pocas palabras bienvenido el preservativo al alcance de la mano, en la mayoría de los centros de salud, kioscos, farmacias, supermercados, drugstores las 24 horas del día me permite tener sexo seguro, placentero y cuidado.

Mirado desde esta óptica el preservativo lejos de ser un “impedimento” para el placer sexual “es un gran aliado” para vivir una sexualidad plena, libre y sin riesgos. Para quienes, debido a alergias, sensibilidad o preferencias, desean experimentar variantes al clásico preservativo de látex, hace un tiempo existen el mercado los “nuevos preservativos de poli-isopreno”. La principal ventaja estaría dada en la mayor capacidad de este material para transmitir el calor corporal.