Un equipo de la delegación del organismo viajó a Tartagal y se reunión con la madre de la joven. El médico ya fue denunciado por incumplimiento a los deberes de funcionario público.

Denunciaron ante el INADI a un médico de Tartagal que le negó atención a una joven tobaGustavo Farquharson, nuevo delegado del INADI en Salta.

“Desde el INADI nos enteramos por los medios. Viajamos a Tartagal el jueves para que puedan radicar la denuncia”, contó a Pagina 12, Gustavo Farquharson, cuya designación a cargo de la Delegación Salta del INADI se hizo oficial ayer.

“Lo que relata la madre de la joven es que (la hija) estuvo varias horas sin la atención médica que requería (en el Hospital Juan Domingo Perón), se estaba desangrando. La madre es empleada doméstica y gracias a la mujer con la que trabaja pudo lograr la internación”, relató el funcionario.

Clara Pistan denunció el martes de la semana pasada en la Policía al médico Antonio Parra Marin por incumplimiento a los deberes de funcionario público.

“Nos parecía importante ir a Tartagal para visibilizar estas problemáticas y hechos de discriminación”, sostuvo Farquharson.

Para el delegado, a ninguna persona se le puede negar la atención médica y es algo que no debe ocurrir. Planteó que la situación relatada por la madre y su hija de 18 años es muy compleja. Indicó que la familia “no podía obtener la historia clínica”. La madre relató que fue varias veces y no se la entregaban en el Hospital, cuando la requirió el INADI “tardaron horas en entregarla”, dijo Farquharson

“El INADI emitirá un dictamen que puede ser adjuntado a la causa penal como prueba fuerte de que el acto de discriminación se llevó adelante. El INADI comunicará los actos de discriminación, los protocolos (de actuación) y actitudes que debe modificar el Hospital. No tiene poder de sanción. Se trata de hacer docencia”, explicó Farquharson

El hecho

El médico del hospital Juan Domingo Perón, de Tartagal -según consta en la denuncia pública y policial realizada- se rehusó a atender a la joven de 18 años por lo que tuvo que cambiarse los apósitos, producto de una gravísima hemorragia ginecológica que estaba padeciendo, en la vereda del nosocomio.

La mujer relató que su hija se desangraba, ella pensó que se moría, y el médico no la asistió, aparentemente, porque creía que se había practicado un aborto.

El hecho se produjo el mes pasado en el hospital Perón de Tartagal.