El municipio controlará que se cumpla con la ordenanza vigente.

El cielo de Salta, iluminado en las fiestas pasadas.

La norma N§ 15.546, ratificada por el Concejo Deliberante en marzo de este año, establece que queda prohibido el uso y la venta de todo tipo de pirotecnia sonora y que los productos permitidos solo pueden venderse en los locales que funcionan de forma permanente. Este último punto es el que generó mayor conflicto, ya que todos los años, a esta altura, eran cerca de 200 los puestos temporales de venta de pirotecnia que se instalaban en distintos puntos de la ciudad, y por la nueva normativa este año no podrán vender. Esto hizo que en los últimos días llegaran hasta el CCM para pedir que los habiliten a vender.

El mayor conflicto se dio, porque los empresarios señalaron que la normativa no estaba reglamentada.

Por su parte, Aroldo Tonini, secretario de Servicios Públicos y Ambiente, señaló: “Recibimos la documentación para las habilitaciones permanentes. Se trata de locales que solo comercializarían los productos permitidos por la norma. La intendenta Bettina Romero fue clara en este sentido. Vamos a respetar lo que ya se debatió”.

La normativa nació como una ordenanza ad referéndum, y luego fue aprobada por los concejales. La misma prevé sanciones que pueden alcanzar los 100 mil pesos y el decomiso de la mercadería expuesta.

La sanción de la ordenanza estuvo fundamentada en los efectos nocivos que produce la pirotecnia sonora en personas con TEA y fibromalgia, ancianos y mascotas.

A su vez, la Municipalidad recuerda que se encuentra a disposición de los vecinos el 0800-555-6864 para realizar denuncias sobre espacios que no cumplan con la normativa.

El control

Por otra parte, será la Secretaría de Protección Ciudadana la encargada de controlar que no se venda pirotecnia sonora. Los inspectores de esta área serán quienes realizarán controles en los distintos comercios de la ciudad.