El incremento que se aplicaría la semana que viene se sumará al ya registrado hace dos semanas que fue del 10%.

Habrá una nueva suba de hasta el 12% en las carnes

SUBAS DE HASTA EL 12% / LOS CLIENTES SE MANTIENEN PERO EL CONSUMO DE CARNE BAJA TRAS LOS CONSTANTES INCREMENTOS.

Tras consultar a pequeños comerciantes del sector se pudo saber que los incrementos serán de entre 8, 10 y hasta 12%, dependiendo de sus proveedores, porcentajes que vienen a sumarse a la suba ya aplicada hace dos semanas que fue del 10% promedio.

Raúl Hoyos, encargado de una carnicería de la zona de la exterminal, explicó que por las Fiestas “todos los años se registran por lo menos dos incrementos en el precio de las carnes, por más que no haya ningún motivo derivado de la economía del país. Siempre hay un motivo para subir. Los empresarios manejan así el negocio”, exclamó.

Otro fue el relato de Sergio Burgos, pequeño comerciante de la capital jujeña, quien adelantó que el incremento podría aplicarse “ya este fin de semana”. Y agregó que “sigue subiendo la carne pero yo no puedo ponerlo en la pizarra, si la gente no tiene plata”, exclamó.

Daniel Cruz, propietario de carnicería, se refirió también a un nuevo incremento. “Se dice que la semana que viene volvería a aumentar la carne entre un 8 y un 10% y eso que hace unas dos semanas ya subió el 10%”, informó.

Destacó también que sus clientes consumen cada vez menos, “antes compraban $ 100 de carne y ahora siguen comprando $ 100, pero llevan menos cantidad”.

Agregó que al tener ya identificados a sus clientes diarios pudieron saber que ahora ya son muchos los que antes compraban carne para la cena y que ahora ya no, porque directamente dejaron de cenar. “Es impresionante cómo vemos acá la necesidad y más que nada de los abuelos que no les alcanza y nos cuentan que ya no cenan”, expresó.

Consultada una cadena de frigoríficos indicaron que “nosotros actualizamos los precios ayer (por el miércoles). Algunos cortes subieron hasta el 12%”, informaron.

Los gastos a afrontar

Otro comerciante del barrio Gorriti explicó que además de las constantes subas en precios y la marcada caída de las ventas lo que también los perjudica, y de forma muy severa, son los altos precios de los alquileres. “Los propietarios se abusan escudados por la ‘zona’ en la que estamos. Necesitamos que haya un control sobre los propietarios así como nos controlan todo a nosotros porque ya hay alquileres de hasta $ 90.000, a eso hay que sumarle la luz que viene unos $ 30.000 y el pago a los empleados. Una locura”, dijo.

Indicó otra consecuencia directa de la crisis por la que están atravesando, es que el comerciante contó que “este año no voy a hacer almanaques. Siempre hice almanaques grandes, chicos y medianos pero ahora no voy a hacer porque no me da. Y además están muy caros”, cerró.

Durante el recorrido se pudo ver que son varias las carnicerías que, a través de un cartel, solicitan a sus clientes llevar bolsas a fin de reducir gastos. Algunos optan por cobrarlas y otros todavía absorben el costo.

Hay una fuerte caída en las ventas

“El mes pasado hubo una baja importante de las ventas de hasta el 40% en lo que respecta a nuestra venta a los comedores, restaurantes y sandwicherías que son las que manejan el mercado”, informó Raúl Hoyos, encargado de una carnicería.

Por su parte, el comerciante Sergio Burgos indicó que “las ventas están malísimas, desde mi caso puedo decir que bajaron hasta un 60% en nosotros los comerciantes chicos. Otra es la situación de los comercios grandes que se defienden y pueden hacer más plata”, cerró.

En lo que respecta al consumo diario, los carniceros coincidieron en que ahora la gente compra por valor, “el consumidor ya no compra por kilo sino por valor. Si el mes pasado gastaba $ 200, después que subió la carne, la gente sigue gastando sólo $ 200”, explicó Raúl Hoyos.

Esta forma de compra de los jujeños se ve traducida claramente en una baja paulatina pero constante del consumo pero no así de los clientes, situación que se replica en los pequeños comercios y no así en las grandes cadenas que tras el relevamiento de este medio se pudo saber que no sintieron con la misma magnitud la baja del consumo pese a tener precios mucho más altos en sus cortes.

“Este fin de año no tenemos ni expectativas”

FIN DE AÑO / COMERCIANTES AVIZORAN UN OSCURO PANORAMA SOBRE LAS VENTAS.

Sobre la posibilidad de mejorar las ventas en la víspera de las Fiestas de Fin de Año el comerciante Sergio Burgos declaró que “este año no tenemos ni expectativas. No nos quedan ni las esperanzas”, expresó el pequeño comerciante quien con el afán de transmitir de forma más gráfica la difícil situación por la que está atravesando el rubro contó que en su carnicería no vende carne de novillo debido a que “como es más cara” y sus clientes “no tienen dinero”, directamente no la comercializa.

Por su parte, el comerciante Daniel Cruz dijo que de registrarse un incremento en las ventas “el consumo va a ser mínimo. Este año va a ser peor que el año pasado”, dijo.
Explicó que para esta fecha, pero de 2018, había recibido varios encargos por parte de empresas para las cenas de fin de año pero “hasta ahora habré vendido sólo para tres cenas y ya está, ya pasó la fecha fuerte y ya perdí”, cerró el comerciante que también expresó que “no tengo grandes expectativas para estas fiestas”.

Fuente: El Tribuno Jujuy