Afecta la corteza prefrontal, una parte del cerebro vinculada a la toma de decisiones.

Existen muchas formas de estimulación sexual para aumentar el placer y una de ellas son los mundialmente conocidos videos con contenido XXX para personas mayores de 18 años. Sin embargo, consumir constantemente pornografía daña una región importante del cerebro, retrayéndolo a un estado más inmaduro, asegura una investigación de la Universidad Laval de Canadá.

Los estudios se basan en personas que miran con frecuencia este tipo de contenido y hace hincapié en que, con el tiempo, la corteza prefrontal cerebral se atrofia y se desarrollan daños relacionados con la fuerza de voluntad y el control de impulsos. Esta región está subdesarrollada en los chicos, lo que explica por qué tienen problemas para controlar sus impulsos y emociones.

Esta región del cerebro es la que más tiempo tarda en desarrollarse, ya que de hecho se considera que no termina su desarrollo hasta los principios de la edad adulta entre los veinte y veinticinco años de edad.

“Suena paradójico que el entretenimiento para adultos pueda revertir nuestro cableado cerebral a un estado más infantil”, argumenta Rachel Anne Barr, estudiante de doctorado de neurociencia y autora del estudio, según trascendió a través de Daily Mail.

Fuente: Todo Noticias.