Se trata de una familia que ya había sido condenada en Europa por drogas y lavado de activos.

Compartir

Vehículos de alta gama, lanchas y motos de colección fueron algunos de los bienes que habrían adquirido con dinero ilícito los miembros de una familia argentina conectada con la mafia italiana para vender droga. Fuentes del caso indicaron que los miembros del clan fueron condenados por tráfico de estupefacientes por la Fiscalía Antimafia de Trento y por lavado de activos en Valencia, España.

La organización que operaba en la Ciudad de Buenos Aires y la provincia fue desbaratada por Agentes Federales del Departamento Unidad Investigativa Contra la Corrupción, tras varios allanamientos realizados en sus propiedades de Puerto Madero, Zárate, Villa Madero, Mataderos, Almirante Brown y Parque Leloir.

Un reporte sospechoso de la Unidad de Investigación Financiera (UIF) dio origen de la causa, a cargo del fiscal federal Santiago Marquevich, en marzo pasado. La entidad de control detectó la compra irregular de dos propiedades.

La investigación de los federales permitió identificar a cada uno de los eslabones de la organización criminal a quienes se les pudo comprobar la compra de bienes muebles e inmuebles, aparentemente producto de la comercialización de estupefacientes en Argentina y el exterior, informaron fuentes del caso.

Además detectaron que uno de los socios del clan familiar poseía varias estaciones de servicio en las cuales adulteraba gasoil, los surtidores y por medio de un by pass sustraía Gas Natural para comercializarlo a precio de mercado salteando el medidor.

Con los datos aportados, el juez federal Pablo Barral ordenó 38 allanamientos. El procedimiento terminó con 12 detenidos y el secuestro de vehículos y motos de alta gama, una lancha, autos y motos de colección, joyas, elementos informáticos y de comunicación y la suma aproximada de $3.470.000 en efectivo, 36.800 dólares y otros elementos de interés para la causa.

Los detenidos, nueve hombres y tres mujeres, quedaron a disposición del Juzgado en las causas por lavado de dinero y por asociación ilícita.

Entre los autos de alta gama que secuestraron los investigadores hay un Mercedes Benz, un Ford Mustang, un Corvette, camionetas y motos de alta gama y de colección.