La decisión se tomará mañana en reunión, donde dueños de panaderías acordarán la nueva lista de precios.

El pan subiría hasta 20 por ciento esta semana

Tras un relevamiento de precios en locales de barrios capitalinos, se notó disparidad de valores en diferentes panificaciones.

Y es que esta medida, según apuntaron algunos propietarios del sector, se debe a los constantes cambios en los precios de los insumos, la suba de impuestos y la disminución de ventas desde hace dos años.

En los próximos días, dueños de panaderías analizarán un nuevo reajuste de valores y confeccionarán una nueva lista de precios sugeridos.

Según pudo conocer, los comerciantes del rubro vienen atravesando épocas difíciles, como bajas en ventas de entre un 30 y 40% y, pese a los esfuerzos del sector, para algunos, la situación es insostenible.

En este sentido, el empresario López manifestó su preocupación por la crítica situación que deben afrontar los trabajadores del rubro. Mencionó así que los insumos para la producción de diferentes productos están muy altos, tanto los impuestos como el combustible. “Para nosotros que elaboramos el pan, es fundamental el uso del gas y, con respecto a los empleados en blanco, además de pagarles el sueldo también hay que otorgarles el aguinaldo en diciembre, se nos junta todo y por ello se hace necesario subir el precio del pan”, dijo.

Además, ahondó en que otro factor que afecta al sector es el “comercio ilegal”, por la misma razón de que algunas panaderías pagan una serie de impuestos y otras no.

“Lo malo de todo esto es que nosotros que tratamos de ir por las sendas de la justicia, procuramos pagar todos los impuestos y somos a los que más nos persiguen y aprietan”, dijo al destacar que sería necesario que se otorguen medidas que den alivio al sector ya sea “en los aportes y para que podamos trabajar tranquilos”, resaltó.

Algunos dudan en aplicarla

Pese a que la última suba del pan en la provincia se efectuó a fines de agosto, hasta la fecha, son varias las panaderías que se opusieron a incrementar ese porcentaje a fin de mantener las ventas. Mientras que algunos adhirieron a raíz de las constantes subas de impuestos y la competencia con locales clandestinos, entre otros motivos.

Nuestro diario recorrió algunas panificadoras de capital y pudo conocer que en un local ubicado en la avenida Almirante Brown, al 1100, la vendedora que prefirió mantener su anonimato, dijo que mantienen el precio del pan con una suba del 15% y que estos días, las ventas se vienen mostrando “flojas”.

En una panadería del barrio Coronel Arias indicaron que hasta el momento no saben si adherirán a la suba que se planifica para diciembre. “La venta es dispar, hay días que se vende”, dijo el vendedor Joaquín Gonza.

Por su parte, Alejandro Ovejero, propietario de una panadería que surgió como emprendimiento familiar del barrio Mariano Moreno, procura vender productos a un precio accesible. “Tras la última suba, aumenté el valor sólo un 10%” y señaló que la harina, el insumo principal subió hasta un 40% su valor. “Hasta ahora la venta bajó entre un 30 y 40%”, resaltó.

En el barrio Luján, la vendedora Valeria Campos mencionó que actualmente bajó la venta y esperan repuntar con la venta de productos navideños.

Disparidad de precios de los productos

El Tribuno de Jujuy realizó un relevamiento en panaderías de los barrios y la zona céntrica y pudo conocer que varían los precios. Asimismo, el kilo de mignón se ubica entre los $ 60 a $ 90, bizcochos $ 65 a $ 130, tortilla por unidad desde $ 30 a $ 35, el kilo de pan negro desde $ 65 a $ 100, bollos por unidad desde $ 20 a $ 35, facturas por unidad desde $ 10 a $ 18, el pan de viena por 6 unidades desde $ 30 a $ 35, pan de hamburguesa por 6 unidades desde $ 30 a $ 50, prepizzas de $ 22 a $ 35. Mientras que los grisines el kilo ronda los $ 250, el kilo de tostadas desde $ 30 a $ 130.