El MST marchó al edificio, en contra de los abusos.

A menos de 24 horas de que el ex gobernador tucumano, José Alperovich, arribe en el país, el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) se autoconvocó en la puerta del Congreso y exigió a gritos su desafuero.

Con megáfono en mano, banderas y pancartas, el MST llegó a la entrada del edificio pasado el mediodía. Esta convocatoria se da luego de que trascendiera que Alperovich pidió licencia en el Senado.

Vilma Ripoll, dirigente del MST que encabezó la movilización esta tarde, declaró a Télam que pedirán formalmente el desafuero del senador por Tucumán y la constitución de “una comisión investigadora” conformada por legisladores para que se dilucide el caso.

“Acá hubo silencio, nadie salió a decir una palabra. Queremos una comisión investigadora independiente porque no confiamos en esta Justicia machista y patriarcal”, expresó.

Una veintena de miembros del MST se apostó en las puertas de la Cámara alta, sobre la calle Hipólito Yrigoyen, a la espera del ingreso de los senadores del PJ, bloque al que pertenece Alperovich, que tendrán su reunión semanal para definir autoridades.

Ripoll consideró que el pedido de licencia que presentó Alperovich tras la denuncia de su sobrina “es una tomada de pelo a la voluntad popular porque lo que quieren es sacarlo del medio para que baje el caso”.

La víctima radicó dos denuncias por los hechos, una en Buenos Aires y otra en nuestra provincia. Cada uno de los escritos expresan lo ocurrido puntualmente en esos lugares.