Comerciantes aseguran que en Villazón queda poca mercadería y que de no liberarse el paso podría haber desabastecimiento.

Podría haber faltante de hojas de coca en la provinciaVENTA / PESE AL AUMENTO DEL PRECIO, LOS JUJEÑOS SIGUEN COMPRANDO COCA.

Si bien el precio de la hoja de coca ha sufrido constantes subas durante todo el año, fundamentalmente a raíz de la disparada del dólar, esta vez el aumento se originó a raíz de las dificultades que afronta el pueblo boliviano hace mas de un mes, y que se profundizó con la renuncia de su presidente.

La situación ha dificultado la circulación de la coca impidiendo que llegue a las fronteras, y por lo tanto hay serias complicaciones para conseguir el producto. En la ciudad fronteriza de Villazón hay poca disponibilidad, lo que ha elevado sobremanera su precio.

Así lo explicaron los comerciantes apostados en inmediaciones a la exterminal de ómnibus de la capital jujeña, quienes aseguraron que el precio de la coca es cada vez mas inestable y varia prácticamente a diario.

MERCADERÍA / DE NO SOLUCIONARSE EL CONFLICTO EN BOLIVIA PODRÍA HABER FALTANTE.

“La coca sube todos los días. En estos días subió unos $100 el cuarto de kilo; estaba entre $700 u $800 la elegida y ahora cuesta $800 y algunos la venden a $900; la ojeada (de calidad intermedia) estaba $650 y ahora cuesta $700 y la común estaba $480 o $500 y ahora se puede conseguir a $600” detalló Lourdes, una de las vendedoras de coca ubicada al costado del Paseo de las Flores.

Respecto a la variación del precio, señaló que el problema es que la coca no puede llegar a la frontera, entonces lo poco que se consigue subió mucho de precio. “Los proveedores están comprando un poco en cada puesto, según van consiguiendo, y buscando calidad, porque lo poco que queda no es de lo mejor” dijo la comerciante.

Cayó el consumo

Mas adelante aseguró que a raíz de la suba bajó la demanda, especialmente de coca especial o elegida. “La gente esta comprando menos, y lleva mas la coca común; muchos preguntan y se van, buscan precio, o bien llevan la bolsita mas chica que era de 25 gramos y ahora tuvimos que bajarla a 22 o 23 gramos y cuesta $50” aseguró.

En relación al resto de los productos que ofrecen en el puesto, dijo que se mantienen.

“La “bica” estamos vendiendo a 2 por $15, la yista a $20 o $30, stevia $20 y los cigarrillos que llegan de Bolivia y Paraguay cuestan entre $40 y $50 el paquete de 20 unidades” detalló.

Estiman que bajará el precio

La vendedora estimó que si se soluciona el conflicto en Bolivia y se normaliza el abastecimiento de la hoja de coca, el precio podría volver a bajar.

“Los proveedores dicen que tendría que bajar el precio, e incluso que la calidad de la hoja va a ser mejor porque son de cosecha nueva, es cuestión de que se normalice la distribución y la mercadería pueda llegar nuevamente a la frontera”, concluyó.

Suba del 100%

A lo largo del año, la hoja de coca fue elevando progresivamente su precio, básicamente por la devaluación del peso argentino y el alza del dólar.
En lo que va del 2019, los comerciantes estiman que el producto sufrió una suba del 100%, por cuanto se duplicó su precio respecto a los primeros meses del año.

“A comienzo de año el cuarto kilo de coca común costaba $220 y fue subiendo. Especialmente en los últimos meses, cuando se disparó el dólar,
subió de golpe y ahora vale el doble” explicó la vendedora, remarcando que el peso argentino está muy devaluado respecto al dólar, pero también en relación al peso boliviano. “En la frontera el cambio es muy bajo, por 10 mil pesos argentino te dan 1.400 pesos bolivianos, esta muy devaluada la moneda” remarcó.

Si bien la situación cambiaria afectó a los comerciantes de coca, el impacto también fue notable en distintos productos que ingresan desde el vecino país, por lo que quienes se dedican a esta actividad coinciden en afirmar que cada vez es menos rentable.