La selección de fútbol de México Sub 17 se clasificó a las semifinales del Mundial de esa categoría que se juega en Brasil al vencer este domingo por 1-0 a Corea del Sur.

El “Tri” se llevó la victoria gracias a un oportuno y contundente cabezazo del delantero de los Rayados de Monterrey Ali Ávila Vega, que se elevó entre una doble marca para anotar el único tanto del juego a los 77 minutos.

En las semifinales del torneo, México se enfrentará a Holanda, que goleó previamente a Paraguay por 4-1. Tanto los neerlandeses como los mexicanos consiguieron su boleto a la fase de eliminación directa por ser los mejores terceros de sus respectivos grupos.

El partido, como se espera en una fase definitoria donde el equipo que pierde se marcha a casa, fue muy cerrado y competido, sobre todo en el primer tiempo. Sin embargo, los aztecas mejoraron para el complemento, junto a las modificaciones del técnico Marco Antonio “Chima” Ruiz.

Fue precisamente Ávila, que salió de los banquillos al minuto 64, quien anotó el gol más importante de su hasta ahora breve carrera. A partir de entonces, como ante Japón en los octavos de final, los mexicano se hicieron fuertes en defensa y controlaron la ansiedad de los coreanos.

Contra la naranja mecánicael conjunto mexicano se disputará uno de los dos boletos a la gran final el próximo jueves 14 de noviembre. Por su parte, este lunes España y el anfitrión Brasil se enfrentarán a Francia e Italia, respectivamente, en el otro lado del cuadro eliminatorio.

El seleccionado azteca ya está entre los cuatro mejores del mundo a pesar de un difícil inicio en la competición. Y es que, en su debut en tierras brasileñas, apenas consiguió un empate a cero frente a Paraguay, que a la postre sería líder del grupo F.

Tras la igualada, los mexicanos sufrieron una dura derrota ante Italia, por 2-1, en el siguiente partido, que los dejaba al borde de la eliminación. La caída caló hondo en el equipo tricolor, ya que, tras conseguir el empate en los minutos finales del encuentro, los azzurri respondieron en la siguiente jugada y se llevaron los tres puntos.

Con la urgencia de sumar una victoria y además conseguir una amplia diferencia de goleo para poder competir por un boleto entre los mejores terceros lugares para poder acceder a los octavos de final, México fue contundente y, con una gran actuación tanto en ofensiva como en defensiva, humilló 8-0 a las Islas Salomón.