La divisa desciende corta una racha de 13 alzas consecutivas en bancos y agencias de la city porteña. El mercado sigue de cerca la brecha entre el dólar oficial y los dólares libres como el blue, el CCL y el MEP.

En el primer día del supercepo cambiario, que limitó las compras mensuales a US$ 200, el dólar arrancó en calma ante la falta de demanda, pero la expectativa está puesta sobre los tipos de cambio alternativos: el dólar Bolsa y el contado con liqui.

En el Banco Nación cotiza a $ 65, el mismo valor del viernes, mientras que había mucha dispersión en los bancos, con entidades que los vendían a $ 62,50 y otras a más de $ 66. En el promedio, está a 64,52, contra el viernes, cuando había cerrado a $ 65. A partir de las 11 arrancó el mercado que permite comprar divisas mediante transacciones con títulos públicos.

El dólar depositado en una cuenta en el exterior ya se cotizaba arriba de los $ 82 pesos, en tanto el dólar Bolsa (dólar en el mercado local) se ubicaba en $ 81. Así, la brecha entre el oficial y estos dólares paralelos pero legales se ubica ya arriba del 24%. La expectativa del mercado es que esta brecha se ensanchará con el correr de los días.

En el mercado mayorista, que es donde interviene el Central, la divisa arrancó con una fuerte baja de más de 1 peso, para luego recortar distancias. Cae 50 centavos, a $ 59,48.

El dólar blue arrancó en $75, aunque sin operaciones en la primera mañana. Para el mediodía ya estaba a $ 80. En Salta, el blue se vende entre 80 y 90 pesos.

El resultado de las elecciones, que ratificó el de las PASO aunque achicó la distancia entre Alberto Fernández y Mauricio Macri, no tuvo un impacto especial sobre los bonos. El riesgo país sube 1,7%, 2.174 puntos básicos.

Las acciones, que llegaron a subir más de 4%, se dieron vuelta y el índice S & P Merval baja 1,8%. En Wall Street, los títulos operan en baja (aunque hay algunos que se salvan). Edenor, por ejemplo, pierde 7%.