Este jueves el mandatario hizo su cierre de campaña en bulevar San Juan e Irigoyen. En 2015 también había elegido a Córdoba para cerrar su campaña

El presidente Mauricio Macri encabezó hoy el acto de cierre de la campaña electoral en la ciudad de Córdoba, junto a su compañero de fórmula, Miguel Ángel Pichetto, gobernadores radicales y los principales dirigentes de Juntos por el Cambio de la provincia, de cara a las elecciones nacionales del próximo domingo, donde buscará su reelección.

La convocatoria estaba pautada a las 19 en bulevar San Juan e Irigoyen, frente al shopping Patio Olmos en la zona céntrica de la Capital. Sin embargo, Macri llegó pasadas las 20.20.

“¡Cómo los amo!”, comenzó diciendo el Presidente en su discurso. “Sí, se puede… No están solos”.

Macri volvió a repetir lo que viene diciendo en sus discursos: que se puede dar vuelta la elección, que son una enorme mayoría que se mantuvo en silencio que no se metía en la política y que eso fue un error. “Dejamos un espacio vacío, y lo ocuparon los que se creyeron dueños del poder. Quisieron ir por todo. Quisieron ir por nuestra libertad”, manifestó

Discursos

Uno de los primeros oradores fue Mario Negri. El candidato a diputado nacional por Córdoba dijo que estaban en el balotaje. “Se puede dar vuelta, se puede dar vuelta”, dijo el cordobés, y repitió que a la marcha la gente había ido sin que nadie le pagara.

Luego, invitó al escenario a Pichetto, pero el senador prefirió que sonara la música (mucho cuarteto de Rodrigo) a la espera de la llegada de Macri, quien arribó pasadas las 20 al aeropuerto cordobés.

Una vez que Macri llegó al lugar, Pichetto comenzó su discurso. “Respetamos al gobierno de Córdoba y a sus autoridades. No venimos aquí para presionar al gobernador”, afirmó el candidato a vice, en referencia a las declaraciones de Alberto Fernández sobre Juan Schiaretti.

No queremos la patria de Grabois”, le dijo Pichetto a la multitud. Y agregó: “No queremos abandonar a Córdoba como hizo Cristina Kirchner y nunca vino a dar la cara como candidata a vicepresidente a disculparse con el pueblo de Córdoba. Alberto Fernández vino a apretar al Gobernador”.