Si todavía no sabes qué comer antes y después de un entrenamiento, mira esta lista de alimentos y descubre cuáles funcionan mejor para ti.

Cuando uno está decidido a entrenar, hacer deporte o ejercitarse, es importante tener el compromiso y la voluntad de realizarlo con una regularidad suficiente como para conseguir resultados. Sin embargo, muchas veces ocurre que esa actividad física no está acompañada por una alimentación apropiada.

Incluyendo cierto tipo de comidas a nuestra dieta, con nutrientes y vitaminas, el cuerpo se beneficiará y potenciará los efectos del entrenamiento. Un error común es no ingerir nada antes de hacer ejercicio, pero lo cierto es que si queremos ver cambios necesitamos contar con energías. Y también es fundamental alimentarse después, para favorecer la recuperación muscular y recobrar fuerzas

Otro factor importante a la hora de comer antes de ejercitarse es darle tiempo al cuerpo para que digiera dichos alimentos de manera correcta. En caso de una comida grande, como almuerzo o cena, lo ideal es esperar entre dos y tres horas para realizar una actividad física. Si se trata de un snack o tentempié, con 45 minutos o una hora es suficiente.

Así como sucede con las rutinas de ejercicios, no existe una regla mundial para todos cuando hablamos de comidas que beneficien el cuerpo ante de entrenar. Puedes probar combinaciones y encontrar cuáles funcionan mejor para ti. Es por eso que enumeramos 10 alimentos para comer antes y después de hacer ejercicios.

Plátano

Puede cumplir funciones fundamentales para antes y después de hacer deporte, sin abusar de su consumo. El plátano es una excelente fuente de potasio para tus músculos y contiene carbohidratos que ayudarán a que recuperes energías mientras haces tu rutina de entrenamiento.

También es rico en azúcares naturales y minerales, que ayudarán a reponer tus reservas de glucosa después del ejercicio físico.

Pollo con arroz

Así de simple como parece, es una combinación perfecta para comer antes de ir al gimnasio o entrenarse. Si a este plato le agregas verduras, su fibra ayudará a la digestión. Contiene proteínas y carbohidratos complejos, los que servirán como fuente de combustible para el cuerpo.

Es una muy buena alternativa para aquellos deportistas que se ejercitan en la noche. El arroz te permitirá mantenerte con energía durante el entrenamiento, mientras que el pollo servirá para recuperarte.

Aguacate

Contiene altas cantidades de ácidos grasos insaturados, vitamina E y proteínas de origen vegetal, todas características que favorecen la formación de masa muscular y ayuda a reponer energías después de una sesión de ejercicios.

Es cierto, puede contener más calorías que otros frutos, pero con una consumición moderada hasta sirve para controlar los niveles de colesterol alto e hipertensión.

Avena

Es una muy buena opción para comer antes de un entrenamiento, sobre todo a la mañana. La avena contiene azúcar para que cuentes con energías durante el día, además de fibra y carbohidratos para tener fuerza en tu cuerpo. Al descomponerse lentamente en tu sistema, la energía será más sostenida.

Para agregarle sabor, es muy común agregarle algunas frutas como arándanos, frambuesas o cerezas. Todas contienen antioxidantes, sustancias útiles que ayudan a prevenir el daño celular. Además, mantendrán tu cuerpo hidratado.

Pescado

Entre los más recomendados están el salmón, atún, sardinas, caballa y arenque. Gracias a sus aminoácidos esenciales y dosis de ácidos grasos omega 3, el pescado ayuda a fortalecer la masa muscular después de hacer ejercicios. Es ideal para los deportistas que realizan rutinas de entrenamientos físicos de alta intensidad.

Batidos

Es una muy buena opción para consumir algo rápido y combinar varios alimentos. Algunos de los batidos más comunes para antes de hacer ejercicio contienen leche de almendras o yogurt griego, frutas (siempre), y granola.

Además de tener un buen sabor, aportarán proteínas a tu cuerpo y serán fáciles de digerir

Huevos

No tengas miedo de usar el huevo completo. Tiene mucha proteína y los ocho aminoácidos esenciales. Te ayudará a fortalecer los músculos y recuperar energías.

Pueden servir para antes y después del ejercicio. Son una fuente de energía tanto a nivel físico como mental, aunque tampoco es recomendable abusar de su consumo. Una opción muy común es cocinar huevos revueltos y combinarlos con vegetales.

Frutos secos

Son útiles y recomendables para aquellas personas que se ejercitan de manera regular e intensiva. Las almendras y las nueces son los frutos secos más comunes que, a pesar de su tamaño, son una gran fuente de energías, las cuales son fundamentales para después del entrenamiento.

Lo ideal es no consumirlos en exceso (no más de 8 o 10 por día, con las almendras), por lo que hay que controlarse cada vez que ingerimos este tipo de alimentos.

Líquidos

Parecerá simple, pero no es casualidad que los líquidos estén al final de la lista. Mantener el cuerpo hidratado es fundamental para que esté fresco. Siempre es recomendable tener una botella de agua cerca a la hora de hacer ejercicio, sobre todo para aquellos entrenamientos en los que sudes mucho.

Es importante tomar líquidos antes, durante y después de la actividad física. Conserva tu cuerpo hidratado.