La intendente interina, Liliana Nieva, tomó la decisión por “reiteradas inasistencias”.Pedro Piola y Fabián Arroyo “incumplían con las tareas designadas”, resolvió la funcionaria.

Echan a 2 funcionarios, otro fue desplazado y un cuarto renunció

Se agita el aire en la Municipalidad, la intendente interina tomó fuertes decisiones cuando Romeri estuvo de licencia.

Según los documentos a los que tuvo acceso, la decisión se tomó “en base a reiterados reclamos por parte de jefes de áreas por inasistencia de los funcionarios a su lugar de trabajo, generando un incumplimiento de las tareas asignadas, en desmedro de los objetivos propuestos por el intendente municipal”.

Nieva destacó en las resoluciones: “Es indispensable contar con el compromiso laboral para poder lograr los objetivos propuestos por esta gestión y es necesario reconocer la situación económica actual, que con esfuerzo el municipio logra sobrellevar, en beneficio de sus empleados y de la comunidad”. Por esos motivos, la presidente del Concejo Deliberante a cargo de la intendencia resolvió disponer el cese de Piola y de Arroyo en sus funciones y sus desafectaciones laborales a partir del pasado 15 de octubre.

Con respecto a esa disposición, cabe aclarar que los trámites legales y administrativos internos en la Municipalidad culminaron el lunes pasado, cuando se reintegró el intendente Fernando Romeri, quien estuvo de licencia una semana.

“Persecución política”

Por su parte, el ahora exfuncionario Piola dijo que todavía no fue notificado oficialmente, y cuestionó la decisión de la intendente interina, Liliana Nieva. “Agradezco la confianza del intendente Romeri, pero esto es persecución política por apoyar a candidatos no oficialistas en las elecciones locales”, aseguró.

Arroyo no quiso hacer declaraciones, pero aclaró que toda la comunidad conoce el trabajo que viene desarrollando en la Unidad de Eventos y su desempeño en importantes iniciativas como el Festimiel.

Fuente: El Tribuno