Cinco días después de que comenzaran diversas manifestaciones por el incremento en el precio del subte, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, declaró Estado de emergencia en Santiago, Chacabuco y en las comunas de Puente Alto y San Bernardo. De igual forma, se anunció que no habrá servicio en el metro de la capital el sábado y domingo. En medio de las protestas, el edificio de una compañía eléctrica se incendió en el centro de la capital.

El Presidente de Chile decretó el estado de emergencia por las violentas protestasFoto: AFP – Javier Torres

“El objetivo del estado de emergencia es asegurar el orden público, la tranquilidad de los habitantes de la ciudad de Santiago, proteger los bienes, tanto públicos como privados, y sobre todo garantizar los derechos de cada uno de los chilenos”, señaló Piñera en un discurso.

Además, se refirió a las personas que protagonizaron los desmanes como “verdaderos delincuentes que están dispuestos a destruir una institución tan útil y necesaria como es el metro”.

Esta semana, jóvenes estudiantes empezaron a impulsar la “evasión masiva” y hace cuatro días que —en diferentes partes de la capital chilena— cientos y cientos de jóvenes se saltan los vallados y pasan al metro sin pagar en señal de protesta. La respuesta oficial fue aumentar la cantidad de policía en las estaciones y criminalizar la protesta, así como detener y golpear a los estudiantes.

Choques y represión policial

Los carabineros estuvieron involucrados en hechos de violencia al interior de los vagones del subte de Santiago, en donde golpearon a algunos jóvenes estudiantes, según consta en varios videos compartidos especialmente en redes sociales.

En la estación de metro Puente Alto, los uniformados dispararon para dispersar a las decenas de manifestantes que se encontraban en el lugar.

Además, en medio de una nueva jornada de protestas, un grupo de manifestantes prendió fuego a un bus este viernes cerca de la Plaza Baquedano de la capital. El hecho se suma a lo que en instancias gubernamentales ha sido calificado como “desmanes”.

Dramático momentos por el incendio de un edificio

El edificio de la compañía eléctrica ENEL, de capitales italianos, se incendió el viernes en medio violentas protestas contra el alza de las tarifas del ferrocarril metropolitano, constató la AFP.

La capital chilena vivió este viernes un día de descontrol y caos con el cierre del subte y manifestaciones y cacerolazos nocturnos.

El fuego se inició en el sector de escaleras externas del edificio, ubicado en el centro de Santiago, y después se propagó a las oficinas superiores. Bomberos acudió al lugar para intentar apagar las llamas.

La compañía -cuestionada por el alza en las tarifas de electricidad y una fallida política de actualización de medidores- informó que cerca de las 22 “un grupo de desconocidos atacó las dependencias del edificio” pero que logró evacuar a sus trabajadores, quienes resultaron ilesos.

El presidente Sebastián Piñera canceló un viaje para la celebración del cumpleaños de su nieto y regresó a la capital chilena. Se espera un pronunciamiento oficial.

Cuatro autos de bomberos atendieron la emergencia. Además, voluntarios del cuerpo de bomberos también hicieron su presencia en el lugar para brindar ayuda.

El edificio de la compañía eléctrica ENE una sucursal del Banco chile, ambas en el centro, y varias estaciones del Metro de Santiago fueron incendiadas, mientras en distintos puntos de la ciudad se mantenían los enfrentamientos entre manifestantes y la Policía.